UN, DOS, TRES, MIRANDO…


Este artículo se lee en: 2 minutos

Buenos días, buenas noches.

Vivo en un uso horario del norte, en un invierno en que la noche es larga, larga y los días con sol nos vuelven locos. Tempranito en la mañana leo los mensajes que me enviaron aquéllos que tienen una noche de ocho horas, cuando ésta ya estaba bien entrada, y que me cuentan de las cosas que no estoy viendo. Por la tarde soy yo la que manda mensajes, pensando en el día que ellos todavía están viviendo y que a mí se me está acabando a esas horas.

No tengo perros, ni gatos, ni peces, ni tortugas. Una vez tuve un gato que recogí de entre dos coches en una madrugada en que íbamos volviendo del Vips24 y que estuvo conmigo por dos mudanzas y tuvo que irse en la tercera. Otra vez tuve dos finches australianos que llegaron por decisión ajena. Luego ésos dos pusieron huevos y por más que se los quité, lograron empollar otros dos que nacieron muy feos y al paso de las semanas se fueron llenando de plumas. Es lo único que se ha reproducido de mi casa (todas mis casas) porque las flores, que sí se me dan, siempre las he tenido en patios y ventanas, así que no cuenta como reproducción inthehouse.

No me gustan las mudanzas pero me he ido acostumbrado a poner la vida en cajas y maletas, a cargar con más de lo que puedo y a ir soltando lo que sí quería. La última vez que conté llevaba más de 15 y de ahí pa’cá se me atravesó un cambio de continente. Esta vez no cargué mucho, nomás 100 usd de sobrequipaje y sigo pensando que debí pagar el doble y traerme un contenedor de mezcal que me aguantara todo el invierno.

Me gusta la gente que sabe callarse de cuando en cuando. Me gusta comer. Me gusta ver el mar cuando se mueve mucho, o cuando se congela en las orillas y las gaviotas caminan sobre él como si el mismo Moisés les hubiera instruido la gracia de sus pasos ligeritos.

Me gusta sentarme junto a la chimenea, y las bibliotecas de esta ciudad. Me gusta la nieve y el ruido que hace al compactarse bajo tus pasos en botas de a medio kilo cada una. Me gustan los 38º de las ciudades junto del Pacífico y el caos del metro chilango a las 7 de la mañana de un día de quincena. Me gusta que el mundo sea de colores.

Me gusta mirar, y mirar, y mirar. Y luego venir y escribir de cómo es que se mira la vida cuando una la mira con ganas.

M.

Comentarios
Mercedes Alvarado on Instagram
Mercedes Alvarado
Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //
Etiquetas: ,
mercedesalvarado

Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //

Tal vez te gustaría leer