5 cosas que aprendí al vivir en pareja


Este artículo se lee en: 2 minutos

Dar el siguiente paso en una relación es cosa de pensarse, ya que por más que quieras a la persona, el convivir con ella todo el día, todos los días es la prueba máxima para ver si la relación tiene futuro o no.

Para todas las personas que están pensando vivir con su pareja, les dejo estás cosas que aprendí de vivir con mi novio por un par de meses.

 

1. “Baja la maldita tapa del baño”

He escuchado muchas historias donde una pareja puede llegar a divorciarse porque él no baja la tapa del baño o ella no tapa la pasta de dientes. Entonces creía que eran cosas exageradas pero créanme, puede ser más delicado de lo que parece.

Todos traemos mañas desde que vivimos en casa de nuestros papás y nos sentimos cómodas con ellas pero tal vez a la otra persona no le parezcan. En estos casos hay que saber ceder y también ser pacientes. No siempre podemos imponer nuestros modos y muchos menos ser intolerantes con el de la otra persona porque ahí es cuando los problemas empiezan.

2. Aguantarle sus olores

Te vas a tener que fumar sus pedos cuando anda crudo, la peste de sus patas después de un día largo, él te va a ver greñuda y sin maquillaje. Básicamente se acaba el romance.

3. Espacio Personal

Una de las cosas que más pueden costar trabajo al vivir con tu pareja es encontrar un punto medio en el espacio personal.

Nunca es sano que sus vidas giren alrededor el uno del otro, es sano mantener las amistades y darse tiempo el uno del otro para que la relación no se vicie.

4. Reglas del Hogar

Por más amor que haya, siempre hay que dejar claras las dinámicas de convivencia mutua. La comunicación en este caso es vital para que la relación no termine más rápido de lo que te gustaría

Yo cocino y él lava los trastes o viceversa. Él lava el baño, yo lavo la ropa.

Poner las reglas de la casa no tiene que ser aburrido o como una imposición, puede tener su lado divertido en el que puedes incorporar la frase “si no haces esto, no va a haber sexo para ti”. Claro, todo con un tono de broma.

5. No te cases sin vivir con ese alguien antes.

A todas esas mujeres que no quieren salirse de su casa (por la razón que sea) sin anillo y boda, les recomiendo que lo reconsideren.

El casarte con alguien no hace que sean compatibles inmediatamente, basicamente te avientas un cuarto oscuro donde no sabes que puede ocurrir. Como todo puede salir increíble y de maravilla, como también puede terminar siendo la peor pesadilla que hayas tenido.

No hay nada de malo en probar el auto antes de comprarlo.

 

Vivir con alguien es lo más difícil que he hecho en toda mi vida, eso no significa que haya sido una mala experiencia, al contrario. Me alegro haberlo hecho porque así he podido conocer a mi pareja y saber que, si decidimos dar el siguiente paso, ya sabemos a que le estamos tirando.

 

 

 

 

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!