A vivir mientras morimos


Este artículo se lee en: 2 minutos

En virtud de haber sufrido una pérdida reciente, me he descubierto continuamente pensando en la muerte. Tanto ocupa el asunto de la muerte mi mente que ya me he convertido en alguien parecido a un raro personaje femenino salido de una historia de Woody Allen.

El punto es que, debido al paso rápido de los años, me encuentro terriblemente inmersa en una permanente sensación de prisa, de querer hacer todo ya, antes de que el tiempo me alcance y me impida lograr todo lo que anhelo.

Me encuentro ocupada, frecuentemente, en pensar que no tardaré en dejar este mundo, cosa que no me imagino, pero que irremediablemente sucederá y, entonces, qué pasará con mis ideas, mis aprendizajes, las fotografías que he tomado, los archivos en mi computadora y mi página de FB. ¿Quién heredará mis cientos de libros, o quién los tirará a la basura? ¿O será tal vez que, de alguna forma, llegarán a una librería de viejo?

En fin, son solo preguntas sin respuesta. No importan. Eso sí, lo de no creer en la vida después de la muerte o en la reencarnación no da mucha esperanza, pero a mí me sirve para tomar control de cada uno de mis días… y, ya que eventualmente me olvidarán, debo hacer lo que me plazca, al fin que, si la riego, nadie lo recodará al poco tiempo de que yo me haya ido.

Lo único que lamento de no creer en “el más allá”, es que no puedo más que imaginar el momento en que te vuelva a ver, Teresa, “abita” de mi corazón; te extraño, mi segunda madre, mi primer motor, gran esencia de lo que soy; pero mientras yo viva, tú vivirás en mí. Lo que pase después, ni lo sabremos ni nos puede interesar. Lo único importante es hoy. Y que hoy estoy aquí, viva y soñado con vivir más.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Etiquetas: ,
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer