Carta a quien debería ser la persona más importante y amada en mi vida…


Este artículo se lee en: 4 minutos

Quiero decirte que te amo, tal vez es raro iniciar con esto una carta, pero sabes que hay que escribir primero lo más importante, sobre todo por el propósito que tienen estas líneas y porque es algo que no debes olvidar, porque cuando lo hagas, cuando pongas a otras personas por encima de mí, quiero que lo recuerdes, que en este momento te amo y que puedo volver a hacerlo, porque ni siquiera debería de cambiar mis sentimientos por ti. Quiero que esta carta sea tu fortaleza cuando flaquees y sé que a partir de esto todas tus acciones se encaminarán a que no lo hagas.

Sí, me decepcionaste, pero estoy orgullosa de ti, porque aprendiste, porque te levantaste como siempre, porque aunque a veces he llegado a odiarte, sé y ahora entiendo que tu naturaleza te traiciona, y porque has tenido motivos (buenos o malos) para actuar como lo has hecho. Te perdono, porque creo en ti, en que saldrás adelante y me amarás como merezco.

Estoy feliz de que hayas dejado ir aquélla parte de mí en el mar, de que te concentres en esos pequeños instantes milagrosos que nos regala la vida, de que al fin te hayas dado cuenta de que hay heridas que uno no puede sanar solo y de que por eso hayas buscado ayuda…

Te felicito por haber abierto los ojos, por no engañarte más, por poner por fin los pies en la tierra… Ha sido difícil y lo va a ser más, pero ¡hey! A pesar de todo, a mí no me has perdido y voy a luchar para que no lo hagas nunca.

Me cuesta trabajo a veces mirarte, a veces recordar, a veces olvidar, a veces darte fuerzas para que sigas adelante con todo y recordarte que eres tú lo más importante. Es pesado, porque además tengo que insistirte en que no realices esos pequeños detalles que luego se convierten en consecuencias graves, porque tampoco sé exactamente qué es lo que quieres cambiar, cuando decides cambiar algo de ti, y tampoco sé qué aconsejarte. Hacerte pensar en el presente y en el futuro al mismo tiempo, balancear lo que quieres y lo que te conviene, lo que deseas que sea de lo que en realidad es, ha sido un reto constante. La vida está hecha de detalles, dicen, esos detalles que hiciste día a día, que a veces te rezongué por un segundo, pero que a fin de cuentas te permití… Esos pequeños pensamientos que no te aclaré y dejé que se hicieran grandes… Esas dudas que te metí e hice que les dieras mayor importancia de la que tenían… Perfecta no soy, no busques más en mí la perfección que no encontrarás nunca, porque lo que más te admiro últimamente es que me aceptes tal cual soy.

Aplaudo que aún conserves tu nobleza, tus ganas de amar y que ahora, cuando te dijeron, te dijimos, que merecías más, algo mejor a lo que te ofrecían, por fin entendieras que es cierto. Por fin te viste con los ojos con los que debiste de haberte visto siempre y por estos momentos te amo, porque sigues siendo fuerte, sí, todos te lo dicen, creo que me lo he creído también…

Gracias por trabajar día a día conmigo, por favor, no flaquees, no dejes que el miedo, la ansiedad, el estrés, la ilusión, las banalidades, te arrastren de nuevo…

Temo, claro que temo por ti, porque volvamos a lo mismo de siempre, porque caigas de nuevo, porque sé lo que sientes, sé que es complicado cambiar esos pésimos hábitos que tienes, pero gracias por respetarme, por valorarme, por darme el lugar que merezco… No vuelvas nunca a quitarme nada de eso… Piénsalo 2 veces, sé que esta vez, como tantas otras, tu decisión es firme, ahora tal vez más y perdón, no puedo evitar desconfiar.

Yo siempre te recordaré este momento, haré que pienses un minuto más, que respires y te apoyaré para que reencuentres esa pasión que extraviamos en algún momento… Probemos, tú eres el inicio de todo lo que quieras hacer, no te limites más que por aquéllo que te haga daño…

Por favor, camina siempre con la cabeza en alto, basta de pensar en todos antes que en ti y basta de pedir perdones… Vales muchísimo, por eso la soledad nunca te alcanza, siempre tu luz inunda a la gente, tu calor, tu risa, por eso muchos te quieren y respetan.

Debo confesar que más de una vez me he topado con cosas escritas por ti y me han sorprendido, me hacen recordar y me ayudan, tienes talento y lo sabes, por eso decidí escribirte estas líneas…

¿Recuerdas esa canción que tanto nos gusta de Coldplay? ‘Adventure of a lifetime’. Hoy precisamente venía escuchándola en el coche y hay una frase que dice: “We are diamonds, taking shape”, somos diamantes tomando forma… Eso somos, eso eres, sigue el camino hacia allá tal como elegiste… Esta vez no desistas, conviértete en una mejor persona y no te derrumbes. Tienes control por lo que haces, dices, piensas y hasta lo que sientes, pero no sobre lo que los demás hagan, piensen, digan o sientan, ¡qué bueno que lo entendiste! Esta vez no te vas huyendo, esta vez sé que sólo te moviste sin irte, que estás en paz.

Qué bien que reencontraste tu centro y que quieres invertir para que la próxima persona que entre a tu vida tenga a la mejor pareja que se pueda encontrar, todo eso que tienes por dar y que no has podido.

No te desalientes, pelea tus batallas, abraza tu dolor, vívelo, llora, suelta, busca, encuentra, pero despliega aquéllas alas, esta vez con más serenidad y confianza, sin acercarte tanto al sol o al piso.

No me abandones, nunca me abandones, ni dejes de acordarte que tú para mí siempre debes de ser la persona más importante y más amada… Porque tú eres yo, y porque te escribí esto porque necesito decirme cada día de mi vida que me amo y que es algo que no debo olvidar. Léelo cuando te haga falta, por favor…

Y tal vez algún día pienses que esto fue una tontería, pero créeme, en este momento de tu vida, de mi vida, necesitaba hacerlo. Llegamos al mundo solos y nos iremos solos, tienes que aprender a vivir conmigo y ser feliz por el resto de tu vida, y no, no es amenaza, porque sabes lo grandiosa que eres… Los próximos meses o años serán todo un placer, yo me encargaré de ello…

Comentarios
Gin Caballero
Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...
Azul de luna

Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...