Cartas desde el campo


Este artículo se lee en: 2 minutos

– Carta entre dos amantes –

Esta es la primera de muchas cartas mi amor. La distancia enfría el corazón, necesito el calor de tu aliento para sobrevivir al invierno de nuestra distancia.

No hay mucho que contar últimamente.

El Sol sale más y las Jacarandas anuncian la pronta llegada de la primavera. Me gustaría estuvieras aquí, te llevaría al campo para tirarnos sobre la hierba mojada. Tomarte de la mano mientras escuchamos el tibio viento susurrar sus secretos mas íntimos. Ser uno los dos, ser nosotros solos en el mundo.

Los deseos se piden con los ojos cerrados y con el corazón en la mano. Tu tienes el mio, sostenlo con fuerza mientras yo te espero paciente aquí.

¿Que dice la ciudad? El campo te extraña más que yo. Las vacas también.

Tu amada

cenefa

Hoy la ciudad luce tranquila, las jacarandas ya florecen.

Fue una semana complicada, llena de caos y estrés, carros, luces, gritos, gente, vagones repletos de hombres comportándose como simios luchando por un lugar. Es la base de lo cotidiano, es mi lucha y mi placer erróneo.

Siempre llega la noche, cierro los ojos y lanzo un deseo al cielo. Las estrellas atestiguan tu belleza, resplandeciendo a la luz de la luna. Esa luz que siempre me guía en mi regreso a casa.

Toma mi corazón, el sol ilumina nuestros días, se paciente pronto correremos sobre el pasto y dibujaremos tu sonrisa sobre las montañas.

 

Te amo.
Comentarios
Anónimo
Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador.

Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen.

@_loquepensamos

Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador. Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen. @_loquepensamos