Browsing category crónicas de sumisión

6 frases indignantes de mujeres contra mujeres (¡cuídate, también están cerca de ti!)


Este artículo se lee en: 6 minutosEs un tema terriblemente común cómo las mujeres somos atacadas a diario por todas partes y, en realidad, es algo de lo que no me encanta hablar, menos porque no me gusta ser tachada de feminista o feminazi, sin embargo, me gustaría apuntar que los mayores ataques hacia las mujeres provienen de otras mujeres, el

Adicta a un amor que no me quiere


Este artículo se lee en: 6 minutos“¡Ya! ¡Abre los ojos! ¡Confróntalo! ¿Sí sabes que no eres nada para él? ¿Que no le interesas como tú quieres? ¿Sí sabes que te usa o necesitas que otro de tus amigos te lo diga nuevamente de frente? ¡’He is not that in to you’! ¿No viste esa película? Si no te ha llamado es

Consejos de las suegras para un matrimonio “exitoso”


Este artículo se lee en: 2 minutosPalabra típicas, como: Tú aguanta. Estira y afloja. “Son un equipo los dos tienen que aportar.” (Esta frase cambia dependiendo de la educación que tuvo la respectiva suegra, en algunos casos varia a esto: ” El tiene qué ponerte casa y hacerse cargo de ti” entre otras. Tú tienes que jalarlo. (Manipularlo) Tienes qué estar

Lo que eras para mí…


Este artículo se lee en: 6 minutosQuizá para ti no fui más que sexo y compañía cuando te sentías solo y lamento no haber sido más, como tú lo fuiste para mí. Necesitaba escribirte estas líneas, que te dieras cuenta de lo mucho que significabas en mi vida, a pesar de que decidí alejarme de ti. Tú mismo me enseñaste a

“No te odio, pero vete de mi vida, por favor”…


Este artículo se lee en: 4 minutosDecidí alejarme de él porque sentía que me mentía y me ocultaba cosas. No sabía qué, pero mi intuición está muy desarrollada y no se equivocó. Él continuó buscándome, haciéndome dramas, pero me quedó mal en algunas ocasiones. Lo que pasó entre nosotros es uno de mis más oscuros secretos, algo que me partió el alma,

Si no me quieres…


Este artículo se lee en: 6 minutosNo te espantes si te dirijo estas líneas a ti, si eres mi opción número uno o la número mil, de cualquier forma querré lo mismo. Yo no creo en los momentos incorrectos. Y las dudas, el miedo y el pasado me dejan de importar en cuanto te miro a los ojos. No, no hubiera

La Maldición de Campanita…


Este artículo se lee en: 6 minutosQuerido, Peter: Evité muchas veces alejarme de Neverland, porque no hubo una razón lo bastante fuerte. Siempre encontré el camino de regreso, porque ahí cabían los sueños, la imaginación volaba y tú y yo creíamos en nosotros, era un refugio, pero después de largo tiempo me doy cuenta de que Neverland es una isla donde

I’m a perv and that’s ok


Este artículo se lee en: 2 minutosDescubrí mi gusto por el bondage desde niña. Recuerdo haberme atado a una silla con mi cuerda para saltar, just for the lols. Tenía no más de 8 años y fue priceless la cara de mi madre cuando le grité para que me desatara. También me gustaba jugar con las pinzas para ropa, me gustaba

El tan temido “conocí a alguien” de mi Fuck buddie


Este artículo se lee en: 7 minutosTal como sucede en las relaciones “normales”, es difícil encontrar esa persona con la que tengas plena confianza y química total (en este caso sexual), además de que también suele ser muy inesperado el “tenemos que hablar”, algo que causa miedo por ser palabras tan definitivas. En esta ocasión hablaré de fuck buddies, fantasías sexuales,

BDSM and Tinder…


Este artículo se lee en: 3 minutosNos quedamos de ver en un café cerca de la casa (por aquello de la desconfianza), él estaba sentado en las mesitas de la terraza. Cuando llegué, traté de esconderme un poco pare verlo sin que notara que había llegado. Me paré frente a él, le ordené que se hincara y me besara el pie.

Primera sesión 2º parte


Este artículo se lee en: 5 minutosPrimera parte Tenía la nota en la mano y no dejaba de temblar. Ya iba tarde y aún así me salí del hotel. Pisé la banqueta con la firme intención de irme corriendo de ahí. What was I doing? Vi a la gente a mi alrededor. A un taxi. A una señora bajando de su

Primera sesión 1° parte


Este artículo se lee en: 2 minutosHay algo de romántico en el recuerdo de mi primera sesión. Seguramente me veía toda dork e incómoda, pero en mi cabeza el recuerdo es de un momento perfecto. Yo tenía muchas dudas y miedo, no lo voy a negar. Me entusiasmaba la idea, pero, como todo lo desconocido, me provocaba ese miedo rico que