Cómplices


Este artículo se lee en: 1 minuto

904846db859d4b72c4135cfcb0475192

Y aquí es cuando entro yo con mi poesía,
con mi sutil forma de mirarte
y con el montón de palabras reprimidas
que surgen del alma para morir en mi voz.

Y aquí es cuando de verdad te contemplo,
en donde desdoblo tu oscuridad
para envolverte en un rayo de luz
que te enseñe de vuelta el camino.

Y aquí es cuando dejo de juzgarte
cuando entiendo tu profundidad
mientras me acerco con temor a tocarte
a lo que tanto temes de ti mismo.

Y aquí es cuando te abrazo y te perdono
por las preguntas que tanto me hice,
al querer siempre descubrir tu verdad
me acabé el tiempo y la poca esperanza.

Y aquí es cuando te dejo
esconderte en tu cueva de confusiones
en donde cuestionas la vida sin piedad,
en donde suplicas el amor y la oportunidad.

Vas y regresas.
Te escondes y te enseñas.
Me das un momento de calma
y al mismo tiempo me quitas la certeza.

Y aquí es cuando decido
ser parte de tu incertidumbre,
jugar a los incomprendidos
pero abrazados, juntos, perdidos.

María Melier

Comentarios
Maria Melier
Amante del café, los besos largos y las palabras; los silencios compartidos y los detalles simples. La vida es un manjar.

Sígueme en

TW @mariamelier

Tumblr http://mariamelier.tumblr.com/

Amante del café, los besos largos y las palabras; los silencios compartidos y los detalles simples. La vida es un manjar. Sígueme en TW @mariamelier Tumblr http://mariamelier.tumblr.com/