El cortón


Este artículo se lee en: 5 minutos

Terminar una relación amorosa es algo emocionalmente desgastante para las dos partes. A pesar de que las cosas hayan cambiado y ya nadie sienta esas mariposas de los primeros meses, es difícil desapegarte de alguien con el que compartiste tantas cosas.

Esto definitivamente puede terminarse de la manera más madura y civilizada posible para que ninguno salga tan lastimado y así hacer más fácil el proceso de superación. Pero qué creen, vida no es tan bella ni perfecta como para que eso ocurra.

Como este blog es de mujeres para mujeres, voy a enfocar este tema desde la perspectiva de nosotras el supuesto “sexo débil”. Y es que por más neutral que quiera ser, cuando de terminar relaciones se trata, parece que a la mayoría de los hombres se les desaparecen los huevos en ese momento y no saben que hacer.

Para poder fundamentar de manera adecuada este post, le pregunté a mis followers mujeres de Twitter cómo había sido la forma más marica en la que las habían cortado. Aquí las respuestas

Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.36.11 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.35.39 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.27.35 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.20.42 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.20.26 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.20.14 Captura de pantalla 2014-08-04 a la(s) 10.19.56

El patrón es bastante claro y dudo mucho que sea coincidencia.

Toda mi vida la he manejado bajo una misma frase “no hagas lo que no te gustaría que te hicieran” y es por eso que muy ingenuamente pienso(espero) que las otras personas hagan lo mismo conmigo.

Cuando de cortar se trata, siempre he sido muy sincera, tanto que rayo en lo brutal pero tiempo después me lo han agradecido. Por esta cuestión creía que tendría buen karma y cuando alguien me fuera a cortar, haría lo mismo. ¿Me creeran que no ha sido así? NUNCA.

¿Por qué los hombres son tan cobardes para terminar una relación? (no es pregunta retórica)

Absolutamente todos siguen el mismo patrón de cobardía. No te hablan con la verdad, se esconden, huyen y en ese inter nosotras vivimos en un limbo de incertidumbre y falta de closure que hace que nuestras vidas sean peor que un infierno de Dante. Ya cuando ellos encuentran a otra persona, por fin se arman de valor para decirte que todo terminó y hasta te exigen que “los dejes en paz”. Esa falta de comunicación hace que muchas parezcamos “exes from hell” cuando las circunstancias las ameritan.

Dentro de mi no muy largo repertorio de relaciones tengo varias historias de como salieron huyendo sin decir nada pero hay uno en especial que se gana el premio al “Ex novio marica del año“.

Después de una larga relación, los últimos meses fueron fatales. Muchas peleas y descontentos de las dos partes, era inminente el final pero ninguno de los dos estábamos seguros de dar ese paso.

Un día, después de la pelea más tonta que se puedan imaginar, terminamos en su casa. Las cosas estaban muy tensas pero por alguna razón entró el mood de coger y así fue. De repente, a la mitad del acto, el chico en cuestión se acerca a mi oído y me dice “¿Y si esta es la última vez que lo hacemos?”. Obviamente en ese momento me levanté y me fui pero sin antes hacer una de esas típicas escenitas.

Al día siguiente nos vimos y lo único que me dijo “bueno, tu y yo ya no andamos pero hay que ver que pasa”.

Cuando alguien te dice eso es porque esta dejando abierta la posibilidad de que todo se arregle ¿no? pues fíjense que no, al parece los hombres siempre quieren que leamos entre lineas y sepamos que cuando dicen eso en realidad significa que ya no quieren nada con nosotras.

Les tengo una noticia hombres, si la mayoría de las mujeres son como yo entonces les puedo decir que NO, NO SABEMOS LEER ENTRE LINEAS.  ¿Qué les cuesta ser directos?

Para no hacer el cuento más largo, después de eso entre a ese limbo de incertidumbre en el que no sabía si sí íbamos a intentarlo o no ya que no supe nada de él y yo, al sí querer arreglar las cosas, le mandaba mensajitos y lo procuraba para que supiera que sí lo quería y estaba haciendo mi esfuerzo. Todo esto lo único que causo fue que pareciera una traumada buscona y no saben lo horrible que se siente, más cuando es algo causado por la falta de huevos de la otra parte.

Si esta persona hubiera decidido citarme un día en un café, decirme que ya no me quería de frente y sin rodeos, que no quería ni pensaba regresar conmigo, otra cosa hubiera sido. Especialmente para mí porque me parece desagradable ser “víctima” de alguien que le gusta cortar las cosas de poco a poco y no de raíz y a la primera como yo acostumbro hacerlo.

Lo que más apesta de está situación es que por entrar a ese limbo, nuestro proceso de superación se ve truncado. No podemos comenzar esa hermosa etapa de ponernos súper ebrias y cantar rolas de Jenni Rivera porque basicamente nos tienen detenidas en la sala de espera con una ligera esperanza de regresar y cuando te das cuenta, él ya esta en otro canal y hasta con nueva relación.

Si bien los asuntos del amor se basan mucho en el bienestar de nuestros egos, recuerden que si ya se están llevando entre las patas el corazón de otra persona, por respeto a lo que vivieron (y si es que en realidad alguna vez sintieron algo por esa persona) deben de ser lo más honesto posibles y no dejar a la otra persona colgando de un hilo delgadito que saben que al final van a cortar. No sean maricas.

 

 

 

 

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!

Tal vez te gustaría leer