El instinto maternal y mi decisión de no ejercerlo


Este artículo se lee en: 2 minutos

Me encantan los niños. Sí, en serio. Me encantaba cuidar a mis primos pequeños y sobrinos en reuniones familiares. Tengo dos ahijados maravillosos a los cuáles amo y he visto crecer. A veces paso por la sección infantil en alguna tienda departamental y me punza el útero con los minúsculos vestiditos rosas  y los overoles de animalitos. Cada vez más mujeres cercanas a mi, amigas o no, están teniendo hijos. Algunas ya van por el segundo. Y no soy de esas que detesta ver 8791 fotos de ellos. Me gusta ver cómo van creciendo y cómo se van pareciendo a ellas.

Pero no quiero tener hijos.

Ésta declaración se ha tornado cada vez más problemática. Cuando tenía 15 años y decía esto, nadie decía más que un: vas a cambiar de parecer. Pero ahora, a mis 31, esto desata polémicas y discusiones. ¿Por qué? Porque se me acaba el tiempo para cambiar de opinión.

 

¿Por qué no quiero tener hijos?

Antes que otra cosa, creo que no todos estamos hechos para tener hijos. También creo que ya somos muchos, que ya hay muchos niños sin hogar y que el mundo en muchos sentidos se está yendo al carajo.

Pero además de eso, soy profundamente egoísta. Hay sacrificios que no estoy dispuesta a hacer. Mi cuerpo, mis horas de sueño, mi dinero, son míos.

No creo que mí realización personal como mujer tenga que ver con la maternidad.

 

Pero, hace no muchos años decías que querías tenerlos

Si ustedes escarban en mi twitter o le preguntan a mi ex esposo, encontrarán evidencias de un tiempo no muy lejano en el que quería tenerlos.

Stephanie del pasado no había considerado muchas cosas y en cierta forma seguía muy en su burbuja. Tampoco había tenido información de mujeres cercanas y sinceras sobre lo que involucra la maternidad.

Pero luego viajé. Luego batallé con el desempleo. Luego tuve un trabajo en el que las chingas eran maratónicas. Y compré miles de pesos en pendejadas para mi. Luego escuché a mis amigas y conocidas hablar sinceramente de sus experiencias de embarazo, parto, crianza. Y luego fui muy sincera conmigo misma y concluí que eso no es lo mío, que nunca lo había sido y que la yo de 15 años sentía lo correcto. Tal vez no tenía la certeza de las razones, pero lo sabía.

A mis amigas y conocidas que son madres, las admiro, las respeto y no creo que tener hijos sea una estupidez. Creo que asumir que todas las mujeres debemos tenerlos para realizarnos como personas sí lo es. Creo que tenerlos porque es lo que sigue en la vida es una irresponsabilidad. Creo que tenerlos sin realmente quererlos es tortuoso tanto para los padres como para el hijo.

Nadie quiere ser hijo de un par de frustrados que pensaron que no tenían de otra.

*Imagenes sacadas de Whisper app
Comentarios
Steph Reg on Twitter
Steph Reg

Experta en dejar las cosas a medias.

Treintona, diseñadora que no diseña, le gustan perros y gatos.

Todo lo que dice su Tinder es verdad.


Follow: @steph_regin


Steph Reg

Experta en dejar las cosas a medias. Treintona, diseñadora que no diseña, le gustan perros y gatos. Todo lo que dice su Tinder es verdad. Follow: @steph_regin