El principio


Este artículo se lee en: 2 minutos

(Musicalice este texto con esta canción)

Caminamos nuestros últimos paso en un viejo pueblo con calles empedranadas.

Sentados, con la mirada en el atardecer, no podemos evitar saber que esto pronto iba a terminar. Nos volteamos a ver, aun con amor en la mirada y un par de sonrisas tímidas. 

En tus manos sostenías un helado de muchos ingredientes raros, pero que te gustaba muchísimo. 

Caminamos un poco más de regreso a nuestra habitación. 

Esa noche dormimos sin abrazarnos, cada quien pensando en sus cosas. Viendo al techo, viendo a la ventana, viendo a la nada. Pero siempre evitándonos. La respuesta era más clara así.

Un día estás tan enamorado que piensas pasar el resto de tu vida con esa persona, pero la vida da tantas vueltas que al final acaba escupiendo a cada persona en caminos diferentes.

Es el fin. 

Te encuentras sola caminando por los mismos lugares a los que frecuentaban y te preguntas si algún día te vas a sentir tan feliz como antes.

Hay algunas mañanas en las que despierto con la misma sensación de vacío desde Mayo del año pasado. Esa sensación se aviva cuando a las 8:30 mi teléfono me recuerda que debo de “ser feliz y echarle ganas” porque no se como quitar ese recordatorio que me dejó en el teléfono desde que nos conocimos. Tampoco quiero hacerlo.

Las vidas terminan cuando cada quien toma su camino, eso es lo que creemos.

A veces me gustaría que todo fuera como un buen libro y que en el momento en el que terminas con una persona todo acaba. No es que te mueras o algo, simplemente todo termina. Un buen final es lo que nos caería bien. Olvidar todo y empezar con la mente en blanco.

Pero no es así, todo es como una trilogía interminable (ya se que si es interminable, entonces no sería trilogía). Sigue y sigue y traes arrastrando toda la vida los sin sabores de los capítulos anteriores. Es como si trajeras un libro del mismo grueso que la Biblia, viejo y nuevo testamento, cargando en la espalda hasta que nos morimos.

Como no soy un buen libro y ninguna historia termina tampoco en el momento que alguien dice “Esto no esta funcionando…”, vengo a contar lo que sigue y resta. Porque las historias son más divertidas cuando andas sola en busca de aventuras.

Mi vida después de…

(Este post es el inicio de una serie de historias y crónicas que me han sucedido de unos meses para acá. Espero las disfruten tanto como yo lo hice cuando pasaron)

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!

Tal vez te gustaría leer