El tropiezo que no acaba


Este artículo se lee en: 1 minuto

Había tropezado contigo, por error tal vez, y nunca pensé que eso cambiara mi vida, o tan si quiera un día. Aún así, es un tropiezo que ha durado más de ¡¡uff!! no sé, chemil años. Podrías decir que el tropiezo duró solo un instante y que los efectos fueron los que trascendieron. No es así. El tropiezo inició pero aún no termino de caer.

Esos ojos me ven a cada segundo. Me han visto por años. Y yo… siempre sin descifrarlos. Siempre en silencio. Siempre en ausencias. Siempre cerca. Siempre esperando. Siempre a punto de tomar la decisión de terminar de caer para poder levantarme al fin… y ya llegó el día. O no.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer