En la era de la comunicación virtual


Este artículo se lee en: 2 minutos

Meme wa

Es tan práctica, sencilla y “moderna” la comunicación por las múltiples redes sociales que nos permiten estar comunicados en un segundo las 24 horas del día. Ahora es fácil contactar a alguién y ver si ha crecido, envejecido o se casó y tiene 3 hijos, sin necesidad de hacer una visita. Es una excelente herramienta para las personas con múltiples ocupaciones, que tienen un itinerario lleno y en el que no se contempla ver en persona a un ser querido.

Y me pregunto, ¿Será que es una herramienta o es enajenación con la tecnología?. Al acudir a sitios públicos en donde se supone nos reunimos para conversar y ver de frente a la otra persona, se ha vuelto en una mera compañía, porque los ojos visualizan el teléfono en múltiples ocasiones, como si el mundo se encontrara encerrado en ese dispositivo móvil.

El mandar flores e imágenes vía whats app se ha vuelto tradición, una no muy buena en mi humilde opinión. Es cuando creo que soy de otra época, una en la que aún mandaban arreglos de flores, y me sorprendía con el buen gusto por los colores y adornos. En donde preguntan por su nombre y uno responde: -soy yo- con una sonrisa genuina que perdura más allá de los días en que se marchitan. Ahora, esa sonrisa es de un momento, de un segundo al ver una filita de flores en un mensaje. Digo, no es que esté mal o este bien enviarlas, lo que si me he preguntado constantemente si el individuo que las envía se cree la idea de que eso hará sentir bien, o sorprenderá a la otra persona. Me parece increíble que todo el tiempo en las redes sociales se estén publicando frases expresando emociones tales como el amor, cuando teniendo al lado a las otras personas, y ver el escenario, parece que se le dice todo lo contrario al de al lado, de carne y hueso.

Y de ahí que prefiera visitar en lugar de extrañar, y vivir una experiencia, no sólo enviarlo por imágenes. De ahí que prefiera recibir una llamada, salir a caminar al parque o admirar la naturaleza, de saltar con el viento, de nadar como un pez, de sentirme viva, y palpar tu presencia sin un segundo de retraso entre el teclado y las interferencias del internet. De ahí que tenga más valor un abrazo que mil palabras vía electrónica, lleno de afecto y que me dicen sin abrir la boca: estoy aquí para ti, para mí, para ambos. Eso es lo que importa, bueno al menos a mí. Sin embargo, en este avance tecnológico, actos simples y con tanto valor afectivo se han perdido. Y una imagen no sustituye ni sustituirá al contacto humano, bello contacto que tengo contigo.

Comentarios
Anne
Me encanta ayudar a las personas y colaboro para mejorar su estado de salud, disfruto de ésta así como de muchas otras cosas, tales como escribir. Así que les dejaré trozos de mi misma, tan lógica como las matemáticas, sensible como una poesía, simple y compleja, todo a la vez.
Me gusta ver el lado paralelo a lo existente, sueño con un mundo mejor y considero que todo es posible si la pasión existe, espero sus comentarios de las notas. siempre hay algo que compartir.

Me encanta ayudar a las personas y colaboro para mejorar su estado de salud, disfruto de ésta así como de muchas otras cosas, tales como escribir. Así que les dejaré trozos de mi misma, tan lógica como las matemáticas, sensible como una poesía, simple y compleja, todo a la vez. Me gusta ver el lado paralelo a lo existente, sueño con un mundo mejor y considero que todo es posible si la pasión existe, espero sus comentarios de las notas. siempre hay algo que compartir.

Tal vez te gustaría leer