Errores más comunes en una relación


Este artículo se lee en: 4 minutos

“Ni todo el dinero, ni todo el amor” – decía siempre mi abuela y después de ella, mi madre.

Cuando eres joven, estas frases no tienen mucho sentido. Crees que debes ‘amar’ a alguien como se te de la gana o al menos como tú creías saberlo.

La verdad es que a veces somos muy distraídas y caemos en errores cada vez más comunes de lo que creeemos y que hacen que nuestras relaciones se vuelvan  verdaderos infiernos y  terminen muy mal.

No eres su mamá

Siendo que vivimos en una sociedad muy matriarcal (aunque el machismo nos indique todo lo contrario), nos hacen pensar que debemos cuidar a nuestro hombre, procurarlo o si no va a ir a buscar eso que tú no le das a otro lado. Vivimos en el siglo XXI y créanme que este tipo de prácticas ya no son necesarias y según varios amigos, son un turn off  total.

Recordarle cosas, hacerle de comer, ir al banco a hacer sus transacciones bancarias, hacer todas las reservaciones para un viaje, cuidarlo en su peda, decirle lo que tiene que hacer, escoger su ropa… perdón pero si a tu novio le encanta que seas así es porque no quiere una novia, quiere una mamá y eso da un poco de miedo.

 

Él nunca va a cambiar y no necesita que lo salves

Cuántas veces no hemos andado con un hombre que va en malos pasos y al conocerlo te dices a ti misma “Yo lo voy a cambiar y lo voy a hacer mejor persona”. Pues qué creen, eso NUNCA va a pasar. Jamás, never, jamais.

Si a tu novio lo conociste borracho, mujeriego, mentiroso o todo tipo de adjetivo que cualquier mujer odia, va seguir siendo así y el amor  y tus “cuidados” no podrán hacer nada al respecto.

¿Por qué no mejor escogen a un hombre con cualidades que sí les gusten en lugar de estar quejándose y sufriendo?

Ser insegura

¿Lo celas por todo? ¿Te la pasas marcándole y preguntádole dónde está? ¿No le crees cuando te dice que esta con sus amigos? ¿Checas en todas sus redes sociales buscando “zorras”?

¡Felicidades! Estás en el camino a la destrucción de tu relación.

Hay que ser sinceros, por alguna razón esta contigo ¿no?

Al comenzar una relación, tenemos que basar todo en una confianza ciega y si tu novio no te ha dado razones para desconfiar de él ¿Para qué buscarlas?

Confía en él, confía en ti y pásenla genial.

 

Convertirte en una copia de él 

Como amiga no saben lo nefasto que es ver a tus amigas convertirse en una copia a papel carbón de sus parejas.

Claro, se vale compartir gustos y adquirir unos cuantos de paso, al final del día convives con esa persona por largos periodos y será algo inevitable. Pero hay algunos casos donde la mujer en verdad aborrece el futbol y nada más por quedar bien, se vuelve fanática y hasta una experta en el tema, pero es porque repite, sin cambiar una palabra, todo lo que le dice el novio.

Se vale que cada quien tenga sus gustos y aficiones, la individualidad es lo más importante.

 

Si quiere azul celeste, que te cueste

Hay alguna mujeres que nacieron y crecieron en hogares muy consentidos. La mamá les enseñó a ser princesas y ser tratadas como tal. Pero qué pasa cuando ese tipo de mujeres conocen a alguien y esperan ser tratadas como princesas pero tratan a sus novios peor que a la basura.

Recuerden que hay que tratar a la gente como quieren que las traten a ustedes. Luego no se anden quejando que le atendieron mejor el changarro por otro lado.

Ser dependiente a él

¿Qué vas a hacer hoy? ¿Vamos al cine?
Voy a salir con mi beibi
Bueno, vamos el fin de semana.
No puedo, voy a ir a una comida a casa de los papas de mi beibi.

Así hasta el infinito.

Hay mujeres que dejan toda su vida, amigos y familia por su beibi. ¡No lo hagan!

Como lo dije en unos puntos más arriba, la individualidad lo es todo. Es muy importante que tú tengas tu espacio y el tenga el suyo. Sí, es entendible que los primeros meses lo adores y quieras pasar cada segundo con él, pero a la larga eso va a desgastar la relación y se va a convertir en algo muy tedioso.

No seas esa amiga que se desaparece por años y solo te habla porque ya cortó con su novio (been there, done that).

 Di sí a las mamadas

Este punto me lo adjudico completamente.

Varios amigos me han contado historias de cómo sus novias no quieren ser mas abiertas en el ámbito sexual y que, aunque las aman muchísimo, quieren buscar esas cosas que ella no les quiere dar. Generalmente me cuentan que usan el argumento de “eso es de putas”, pero por favor, si nosotras también tenemos el derecho de gozar como putas.

Digan sí a dar unas  mamadas. Digan sí a gozar como putas.

¡Priscila para presidenta!

 

Y por último, recuerden que si NO la estás pasando bien, es la única e infalible señal de que estás en una mala relación. Así que has caso a las señales, no te encapriches y busca las cosas que SÍ te gustan en una pareja.

Por que en serio, si es necesario ser de alguna forma para mantener a un hombre, por mi que se vaya a la chingada.

 

 

.

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!

Tal vez te gustaría leer