Un gran amor con quién vivir nuestra vida


Este artículo se lee en: 2 minutos

” No siempre encontramos al amor de nuestra vida pero sí a la mujer con quién vivir nuestra vida”

¿Es neta?, me pregunté mientras leía el artículo en un sitio de internet. Seguramente la persona que redactó tal cosa se resignó a vivir con una mujer a la que quería, que no lo volvía loco pero sí le funcionaba para vivir a su lado para siempre o por un determinado tiempo; o simplemente no cree que algún día va a encontrar esa mezcla perfecta de amor y conivencia. La verdad me hizo mucho ruido saber que hay gente que se conforma con estar con alguien que le da estabilidad y tranquilidad sin provocarle ese no sé qué que qué se yo, que sólo te lo da un gran amor, ese amor intenso y bonito que todos queremos tener y podemos tener.

Tal vez me clavé mucho en esa primer frase del artículo y, puede parecer mero romanticismo mío pero ¿En verdad creen que no encontrarán a ese gran amor con quien también puedan vivir su vida, compartirla hasta que llegue el fin de sus días?

Yo sí creo que todos podemos encontrar a ese gran amor, ese alguien con el que uno quiere compartir su vida aún después de conocerle sus lados A y B; ese alguien con quien vivir es sencillo por el simple hecho de que se aman y son capaces de negociar cada cosa que podría resultar un “problema” para muchos; ese amor sincero con el que sabes que debes vivir por el esto de tus días.

Creo que tarde o temprano, si uno lo quiere desde el alma, se prepara y abre su corazón para dar y recibir, ese gran amor llega. Tal vez unos se tarden más que otros, sin embargo, ese amor perfecto para cada uno de nosotros, ahí anda vagando por las calles en nuestra búsqueda, está por ahí, esperando que el destino los cruce y ¡Pum! Haga de nuestro corazón mariposas, fuegos artificiales de colores, algodones de azúcar y todo un remolino de emociones bonitas y entonces, decidas vivir con con ese alguien tu vida entera.

Comentarios
Val Flores
Amo los días soleados, sonreír y comer.
Soy adicta al chocolate, a buscar mi estrella en el cielo, a ver el conejo en la luna y a cocinar gorduras.
Creo firmemente que el amor es un estado del ser y, por tanto, contagioso. Soy muy feliz y diario agradezco mi tan fabulosa vida.

Amo los días soleados, sonreír y comer. Soy adicta al chocolate, a buscar mi estrella en el cielo, a ver el conejo en la luna y a cocinar gorduras. Creo firmemente que el amor es un estado del ser y, por tanto, contagioso. Soy muy feliz y diario agradezco mi tan fabulosa vida.