Experimentarme la vida


Este artículo se lee en: 3 minutos

Todos tenemos nuestras historias, nos han pasado cosas o hemos convivido con personas que han impactado nuestra vida para darnos cuenta de algún aspecto en nosotros, para ayudarnos a aprender algo nuevo o simple y maravillosamente para experimentar la vida misma.

En mi propio experimentar la vida, la parte que mas ha llamado mi atención es el montón de emociones que me habitan cada día; la tristeza de ya no tenerlo a él en mi vida, el entusiasmo de crear cosas nuevas en mi trabajo, la alegría que me provoca que pronto será mi cumpleaños, el enojo por lo que considero el mal juicio de mi jefe, la ilusión de ver al chico guapo de la oficina, la melancolia al recordar las tardes jugando con mis hermanos, y muchas otras emociones mas. Al final del día puedo sentir un cansancio que va mas allá de lo físico, que tiene que ver conque todas estas emociones me las vivo el mismo día.

Hace algunos años pasé por un periodo al que si tuviera que ponerle algún color diría que fue gris con ocre, y si tuviera que ponerle algún sabor diría que sabía a jarabe para la tos ¿a ti te ha pasado? No fué un tiempo fácil pero de pronto la vida me empezó a saber a dulce y el color que empezó a aparecer fue el del cielo azul resplandeciente ¿Cómo cambio? hice un poco de todo:

  1. Empecé a mover el cuerpo a veces caminando por horas, corriendo un poco por la tarde o saliendo con un grupo de amigos que adoran la salsa aunque yo tuviera dos pies izquierdos.
  2. En uno de mis viajes me hospedé en un hotel pequeño y cuando desperté tenia en mi piel la sensación de unas deliciosas sábanas y unas almohadas esponjosas así que cuando regresé a casa hice cambios para disfrutar solamente por estar ahí, puse aromatizante, compré flores, decoré distinto. A esto lo llamo generar la experiencia de estar.
  3. Amo los libros, un buen día encontré uno de Louise Hay que se llama “La vida te ama” y empecé a practicar sus meditaciones. Enfocar mis pensamientos hacía lo positivo definitivamente generó un cambio tal que me ayudó a ver la vida de otra forma.
  4. Descubrir la gratitud, al final del día antes de cerrar los ojos agradezco mi día, las personas que estuvieron en él, el amor de mi familia, tener un lugar para descansar, mi trabajo, todo aquello que es bueno en mi vida y lo que no también.
  5. Tengo que reconocer que hice una “limpieza” de las personas de las que me estaba rodeando, me alejé de las personas negativas, de las que siempre se quejan, de las que solo buscan defectos en los otros y solo se centran en lo malo. Seleccionar quien está en mi vida es importante porque uno también se nutre de sus relaciones con otros.

Ahora que lo escribo, me doy cuenta que puedo hacer una lista muy larga de todo aquello que me movió a ver la vida desde lo que hoy es mi mejor versión pero creo que lo importante es que cada uno haga su propia lista ¿Cómo sería la tuya?

La vida puede ser tan deliciosa como aquel platillo favorito que me cocinaba la abuela o como ese primer sorbo de café por la mañana, yo decido como quiero experimentarme la vida y tu también.

Un abrazo grande,

Dian

Comentarios
Dian
Soy aprendiz de muchas cosas, fiel creyente de que todas las personas podemos desarrollarnos y crecer, consultora en desarrollo organizacional y coach ontológica especializada en liderazgo y mejora del desempeño. Estoy convencida de que mi contribución al mundo es a través de abrir espacios de aprendizaje para generar bienestar para las personas en contextos organizacionales.

He vivido en tantas partes y las he habitado tan profundamente, que si me preguntan de dónde soy lo que sí puedo decir es que soy mexicana, pertenezco a este hermoso México de tantos matices. Por ser mexicana en mi sangre vibra la cultura del festejo y de los ritos.

Me parece que tanto cambio en mi vida me ha dado el regalo de pertenecer a algo mucho mas grande en lo territorial, intelectual, emocional y espiritual.

Soy una apasionada de las dudas, las preguntas y las reflexiones así que te las comparto por si alguna te resuena.

Soy aprendiz de muchas cosas, fiel creyente de que todas las personas podemos desarrollarnos y crecer, consultora en desarrollo organizacional y coach ontológica especializada en liderazgo y mejora del desempeño. Estoy convencida de que mi contribución al mundo es a través de abrir espacios de aprendizaje para generar bienestar para las personas en contextos organizacionales. He vivido en tantas partes y las he habitado tan profundamente, que si me preguntan de dónde soy lo que sí puedo decir es que soy mexicana, pertenezco a este hermoso México de tantos matices. Por ser mexicana en mi sangre vibra la cultura del festejo y de los ritos. Me parece que tanto cambio en mi vida me ha dado el regalo de pertenecer a algo mucho mas grande en lo territorial, intelectual, emocional y espiritual. Soy una apasionada de las dudas, las preguntas y las reflexiones así que te las comparto por si alguna te resuena.

Tal vez te gustaría leer