Hay que escupirle en la cara a la distancia.


Este artículo se lee en: 2 minutos

“Habría que bailar ese danzon que tocan en el cabaret de abajo…”

J. Sabines. 

 

Hace un par de días C. republicó una de ésas “memorias” que el señor caralibro nos restrega en la cara. Resultó -al menos ésta vez- en una memoria bien afortunada, de alguna noche de octubre hace ocho años, cuando coincidimos en espacio y tiempo alrededor de un escenario.

 

Ésos eran días de otro exilio. De cuando la distancia se medía en temporadas vacacionales y eran apenas dos mil kilómetros de distancia; de cuando me chocaban los 40 grados, los turistas güeros, las salas de cine con 3 salas, el no teatro, las no librerías, y la quietud de una vida de desierto junto al mar.

 

Ahora en cambio, que la distancia se mide en inviernos, no me quejaría si me cambiaran una garnacha por machaca. Pero ésta -como decía la Nana Goya- es otra historia.

 

Lo que está claro es que nosotros, los que estamos abrazados en ésa foto, ya no somos los que fuimos y -pese a esto, o gracias a esto- somos muchísimo más de todo aquéllo que fuimos.

 

En ocho años nos han pasado un montón de botellas de Flor y Jack; no todas se han tomado alrededor de la misma mesa. No hemos escuchado los mismos conciertos ni caminado las mismas calles. No estamos siquiera enamorados de quiénes nos enamoraban en ésos días.

 

Pero somos.

 

Con todas nuestras manías nuevas, con todo el montón de cicatrices que la vida nos dio y que nosotros mismos propiciamos, somos un puñado de ingenuos que se escriben cartas y mensajitos para creer que no vivimos en distintas ciudades; somos un montón de idiotas pensando que -todavía- podemos escupirle en la cara a la distancia. Y escupiéndole.

 

Y, al final, si la amistad no se trata de ser idiotas juntos, entonces yo no entendí nada.

 

M.

Comentarios
Mercedes Alvarado on Instagram
Mercedes Alvarado
Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //
mercedesalvarado

Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //