Historia de ficción, o de amor, que es lo mismo


Este artículo se lee en: 2 minutos

Esta es una pequeña historia de ficción que apenas lleva unos 20 años, tal vez 22. Inició conmigo sentada en la mesa del desayunador, mientras tomaba una cerveza Victoria (que “es nuestra” y queda perfecta con el pretexto de ser Día de la bandera) y comía un paquete de galletas Saladitas, a las que, desde hace tiempo, soy adicta. (más que a la cerveza)

En fin, el inicio real de la historia que cuento, se remonta a una cafetería de los años 90, llena de estudiantes que se creían expertos en la vida y, sobre todo, en las cosas del “amor”. Ahí fue donde María, por fin, se percató de la existencia de ese tipo que le coqueteaba, según ella por primera vez, apesar de haber compartido el aula por meses.

cheers-839865_1920

 

 

 

 

 

 

 

Y, ¡¡demonios!!, como dijo Benedetti:                                                “como siempre o como casi siempre
la política condujo a la cultura” … o sea, una cosa llevo a la otra y, al poco tiempo ya eran “inseparables”… si, claro, por dos meses…. luego, un viaje al extranjero por parte de él y la necedad de ambos los separó, para siempre.

¡Ajá! Para siempre… hoy, 2o o 22 años después, me los imagino de nuevo ¿juntos? o ¿revueltos? No sé, pero lo que es un hecho es que hay quien se enamora para siempre. Así. Sin compartir la vida. Sin, a veces, caerse bien totalmente. De la greña, lanzando indirectas por redes sociales o alejados por meses o años. Pero siempre dispuestos a volver y a pasar tres segundos juntos.

No sé. Me los imagino. Muy claramente. Y, la verdad, ya me dieron weba… ¡salud!

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer