Las relaciones y los medios electrónicos 2


Este artículo se lee en: 2 minutos

FB “hizo” que perdiera a alguien muy querido. Bueno, no fue la red social, sino la locura de su mujer, manifestada a través de una absoluta inmadurez para entender que las fotos viejitas en las redes sociales son eso, fotos viejitas, nada más.

Explico: Él era el mejor amigo de mi esposo y poco a poco casi también mío; fue nuestro testigo en la boda civil, junto con la novia en turno. Ellos tres -mi esposo, el amigo, la novia- trabajaban juntos, así que no era raro que hubiera fotos de ellos tres con más personas de la chamba. Ok, nada raro.

Años después, como 6, el mejor amigo ya había cambiado de suripanta (siempre le gustaron las dramáticas y, digamos, locas) varias veces, hasta que, de pronto, se comprometió y se casó, en un inexplicable giro de vida. En teoría, la susodicha nos aceptaba perfectamente, con todo y que a nosotros, aunque nos caía bien, siempre nos pareció sospechosa.

En fin, vivíamos en ciudades distintas. Mi chaparrín subió fotos de época del antiguo trabajo donde, obvio, salía la ex. Bueno. Megapaaaaancho. Que nosotros (“Y yo, ¿por qué?” -como dijo Fox-) queríamos “destrozar” su matrimonio (ya no veas telenovelas, Mija) y que regresara con la ex (ya casada y con hijos viviendo feliz en una linda ciudad del Pacífico) y que, claro, solo queríamos mal para ellos.

Y así, gracias a su loca esperpenta, nos dejó. Nos “cortó” por teléfono, en virtud de la distancia. Y, así, nos borró de su vida. (Y su vieja me empezó a “stalkear” en todas las redes; la tuve que bloquear de cualquier cantidad de sitios; hasta llegó a crear un perfil falso para mandarme mensajitos estúpidos)

Neta, neta, neta, neta, neta, las redes sociales deberían venir con examen psicológico de admisión. tumblr_lndqj9pBip1qav05bo1_500

Han pasado otros 6 años. Él, de pronto, da muestras de querer reestablecer el diálogo. Yo sí quiero, él, mi chaparro, está muy dolido y aunque quiere recuperar a su mejor amigo, no perdona; ¡ps, claro! Soberana pendejada.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer