¿Lo que me hace ser mujer?


Este artículo se lee en: 2 minutos

Sabía que me iba a arrepentir de nuevo. Pero ¿porqué tenía que hacerme sentir tan mal lo que los demás pensaban acerca de mí? y ¿porqué tenía que ser importante seguir la identidad que se supone debe tener una mujer?

Pero bueno, no sería la primera vez que me pasa. Por un arranque de aburrimiento o simplemente porque a veces cansa verte igual frente al espejo, decidí cortarme el cabello, cabello larguísimo que tanto trabajo me había costado cuidar y mantener, pero a veces es bueno el cambio, o al menos eso pensaba.

La primera de las dos veces que lo hice fue realmente por curiosidad y la reacción de la mayoría de mis amigos y  conocidos había sido totalmente negativa, se encargaban de recordarme todo el tiempo acerca de lo diferente que me veía,  los “te veías mejor con el cabello largo” no dejaban de llegar y el comentarío que mas odiaba: “las mujeres se ven mejor con el cabello largo”

Obviamente quedé resentida con eso de los cambios de look, pero unos años después decidí que estaba preparada para volver a tener un cambio de look, tenía muchas ganas de hacerlo y ¿porqué me iba a privar de algo que deseaba solo por lo que decían los demás? Entonces lo hice, me mentalicé y según yo estaba preparada para todo, lista para los comentarios de la gente y lista para que no fueran importantes. Pero, ¡sorpresa! que poco sabía, la vida me tenía preparado algo peor, mi novio de aquel entonces odió mi nuevo cabello, y me lo dijo directamente y sin ningún tipo de tacto, después de los comentarios y el baldazo de agua fría, solamente me ofreció como consuelo un “al menos vuelve a crecer, no te preocupes” y pues al parecer a el sí le preocupo porque me dejó unas semanas después…

Por segunda ocasión sentí que mi nivel de feminidad estaba por los suelos, me sentía fea y juré que no lo iba a volver a hacer jamás, iba a quedarme con lo seguro, con  lo que  a la gente le gustaba.

Era increíble como la opinión de los demás gente me podía afectar tanto, dure mas de un año sin tocar mi cabello, nisiquiera un despunte, además había quedado asociado para siempre en mi cabeza que lo unico que vale para la gente es el cómo te ves, cómo creen ellos que debes verte y no cómo te sientes o lo que tu prefieres.

Decidí hace unos días que quería volver a cortar mi cabello, mi larga cabellera de nuevo iba a desaparecer y ¿porqué no? no podemos vivir con miedo a los comentarios toda la vida, algo así no puede definirnos, me rehuso a que la forma de vestir, el cabello o cualquier cosa externa dicte quienes somos, porque somos el complemento de muchas cosas, y yo sigo siendo yo sin mi cabello.

Así que a final lo hice, y esta vez nada ni nadie me molestó, mi novio no reaccionó de manera negativa y, aunque algunas personas hicieron comentarios, esta vez estoy segura de que lo único que importa es lo que yo sienta, esta vez tengo la seguridad y el amor propio que necesitaba y soy tan mujer como lo era con el cabello largo.

 

Comentarios
Barbie Soto
Tapatía, maestra de Inglés, amante del café y de los animales.
Escribo para compartir las mil opiniones que tengo en la cabeza, amo hacer reir a la gente y las tardes de escuchar musica y platicar sin parar (de verdad, no me callo).
Creo fielmente que la empatia es la cualidad mas importante y a pesar de los fracasos, aún creo en el amor.
Luchadora constante de la vida diaria, obsesionada con la comida china, sigo buscando la mejor version de mi misma.
¡Mucho gusto!

Tapatía, maestra de Inglés, amante del café y de los animales. Escribo para compartir las mil opiniones que tengo en la cabeza, amo hacer reir a la gente y las tardes de escuchar musica y platicar sin parar (de verdad, no me callo). Creo fielmente que la empatia es la cualidad mas importante y a pesar de los fracasos, aún creo en el amor. Luchadora constante de la vida diaria, obsesionada con la comida china, sigo buscando la mejor version de mi misma. ¡Mucho gusto!