Lo que odiamos: Canciones que la cagan


Este artículo se lee en: 2 minutos

Es frustrante cuando uno está escuchando una rola y aparece algo en la letra que arruina todo. Ya estabas empezando a ponerle atención y a mover el piecito, cuando de pronto brinca alguna estupidez.  Algo parecido a estar en el foreplay y escuchar al hombre decir: “¿Puedo meterte el pajarito? ”

Bueno, ahí les van:

1.  Zoé:  “estuvo chido hacer el amor en el asiento de atrás”
No mames cabrón. ¿Estaría chido que no tengas varo ni para el hotel?

2. Kinky: “voy corriendo por la calle Obregón y me monto a un taxi a todo motor”
La rola se llama “Después del After”. Me imagino un taxi vochito que apenas puede avanzar porque va lleno con toda la banda que no tiene varo y no le queda otra que compartir el ride para poder regresarse a su casa.

3. Arjona: “permítame descubrir que hay detrás de esos hilos de plata”
Bueno, ya sabemos que de este tenemos mucha tela de donde cortar. ¿Hilos de plata? ¡Qué cougar decente se va a dejar las canas! Animal.

4. Los Liquits: “esta es la historia de un oso carpinero que fumaba mota, lloraba porque sus hijitos le pedian un toke”
Ni rima, en buena onda.

5. Austin TV  ”    ”
Denme chance, el chiste es dar lata.

Y para terminar, el espacio filosófico:

6. Caifanes: “aunque no te importe nada la vida de un delfín, nadarás a fin de siglo en tu pecera”
Mi interpretación es que si te valen madre los delfines porque eres un culero, como castigo reencarnarás en delfín miniatura y nadarás en tu propia pecera descuidada.

En fin, gracias por leer este hermoso listado de canciones mata-pasiones. Ahora estaría chido que hiciéramos el amor en el asiento de atrás. Bueno no, estaría chido que contestaras nuestra pequeña encuesta:

[polldaddy poll=7605809]

¡Gracias!

Comentarios
Andrea Velázquez
¡Hola! Yo soy el Conejo y me gusta la comida Etíope. En realidad soy Andrea y quiero ser tu amigo.

En la primaria me destaqué por pegarle a niños pequeños. En la secundaria tuve mi primer banda. Solo existió el logo. En la cena baile de graduación, bebí en exceso. Mi segunda banda se llamó “Las VírgeneSurgidas”. Tocábamos Hong Kong Garden. Cuando ya no estaba urgida, toqué en Violenta y usaba playera de Korn. A la gente le encantaba que le gritáramos “Piojo Bastardo”. Con “Vedette” grabé un disco y se concretaron algunas de mis convicciones musicales en un álbum con influencias new wave, shoegaze, electronica y punk.

Estudié Diseño Gráfico de la Comunicación Audiovisual en la UNAM para que fuera gratis por si la botaba. Afortunadamente me encantó y desde entonces me dedico a diseñar y programar páginas web, ser instructora, ilustrar un poco, escribir en mis tiempos libres e involucrarme en otras labores creativas como el joyfull coding. He considerado seriamente el espionaje.

Me encantan las mesitas de los aviones con su mini comida y opino que hay que seguir peleando por tener el lugar de la ventana. Disfruto caminar por el National Mall cuando la gente no anda disparándose, andar en bici y remar por el Potomac.

Actualmente vivo en Washington DC. Me apasiona el yoga y me gusta leer el Tarot.

¡Hola! Yo soy el Conejo y me gusta la comida Etíope. En realidad soy Andrea y quiero ser tu amigo. En la primaria me destaqué por pegarle a niños pequeños. En la secundaria tuve mi primer banda. Solo existió el logo. En la cena baile de graduación, bebí en exceso. Mi segunda banda se llamó “Las VírgeneSurgidas”. Tocábamos Hong Kong Garden. Cuando ya no estaba urgida, toqué en Violenta y usaba playera de Korn. A la gente le encantaba que le gritáramos “Piojo Bastardo”. Con “Vedette” grabé un disco y se concretaron algunas de mis convicciones musicales en un álbum con influencias new wave, shoegaze, electronica y punk. Estudié Diseño Gráfico de la Comunicación Audiovisual en la UNAM para que fuera gratis por si la botaba. Afortunadamente me encantó y desde entonces me dedico a diseñar y programar páginas web, ser instructora, ilustrar un poco, escribir en mis tiempos libres e involucrarme en otras labores creativas como el joyfull coding. He considerado seriamente el espionaje. Me encantan las mesitas de los aviones con su mini comida y opino que hay que seguir peleando por tener el lugar de la ventana. Disfruto caminar por el National Mall cuando la gente no anda disparándose, andar en bici y remar por el Potomac. Actualmente vivo en Washington DC. Me apasiona el yoga y me gusta leer el Tarot.

Tal vez te gustaría leer