Lo que odiamos: Sexo


Este artículo se lee en: 4 minutos

No hay nada más delicioso que tener sexo sabrosón con alguien que tengamos química y buena vibra. Al menos eso nos gusta pensar. La realidad es que hoy en día, muchas veces gracias a la desinformación y al maldito porno, no siempre es así y hay más experiencias malas que placenteras. Por eso en “lo que pensamos” nos hemos dado a la tarea de hacer una lista de las cosas que odiamos cuando se trata de sexo.

A ver si así uno que otro chico se pone las pilas para no caer en estos errores típicos a la hora de “la relación sexual”.

Higiene
No hay nada más terrible que estar con alguien que no se ha pasado un jabón en unos cuantos días y cree que su olor a anafre es sensual. Hagan paro, jóvenes ilustres. Incluso cuando solamente vayan a usar sus manitas, pasen a lavárselas antes de empezar. Por higiene y salud. ¡Ah! Y un mal aliento siempre será un ewww para lubricar.

La falta de foreplay
Entendemos que a muchos hombres nada más les importa meter su miembro en algo ya, así sea un bistec o un pie de manzana. Pero a veces no se trata de eso amigos. Las mujeres requerimos un poco más de tiempo para poder llegar a ese punto y para eso necesitamos del famoso “juego previo” para ponernos en mood.Caricias, besos, mordidas en el cuello, hasta sexo oral funciona (especialmente). Y ya si están ahí, mínimo échenle ganitas.

Ya me vine
No nos importa que estén nerviosos. No nos importa que no hayan cogido en mil años. Pero por el amor de dios, no se vengan en chinga.

No saben lo increiblemente molesto que es que una anda super caliente y que a dos segundos de que te la meten, el wey se para, sigue, se para otra vez y así sucesivamente porque están “sobre excitados”. Peor aún, cuando sí se viene y empieza a chillar dando mil y un excusas. No amigos, nos valen madres sus excusas, yo quiero venirme aunque sea con un oral o con tus dedos pero hazlo ¡YA!

Les voy a decir algo, si de plano creen que su desempeño va a ser así, mejor antes de salir de sus casas masturbense unas 2-3 veces y así saben que cuando llegue el momento, van a aguantar un poquito más o busquen ayuda profesional, en el mercado ya hay muchas opciones para salvarlos.

No pidas permiso
Este punto depende mucho de la situación pero no hay nada que apague más a una mujer que un hombre que no sepa qué hacer o esté preguntando cada dos segundos “¿Todo bien?”. Hagan lo que tengan que hacer (dentro de los límites normales) pero háganlo carajo. No anden pidiendo permiso para quitarme los calzones o para besarme el cuello o para tocarme mi tesorito; simplemente háganlo. Ya nosotras nos haremos cargo de avisarles si nos laten esas cosas o no.

Frases que apagan
Eviten este tipo de frases a toda costa. No nos prenden, no nos prende que nos pregunten ¿Y de quién es todo esto? Así de… ¿Mío pendejo? o qué tal el bellísimo ¿Y todo esto me voy a comer? En definitiva a mí me gusta que me hablen y me digan cosas mientras pasa la acción pero estas frases son espantosas y secan a una en chinga. Eviten también el ¿Ya te veniste? ¿Ya te veniste? cada tres minutos. Pareciera que están imitando al niño que sale en el comercial ese de la mayonesa ¿Ya vamos a llegar ya vamos a llegar? NO NIÑO NO, ¡BASTA!

Frases que asustan
Por favor jamás decir: “me gusta tu clíptori”

No siempre harder is better
Tal cual, no están inflando llantas de camión. Incluso pueden llegar a lastimar por creerse Chuck Norris. Dejen ese tipo de cosa a los perros, a ellos sí les va bien.

Estúpido porno
Lo maldigo mil y un veces, a menos que sea el fetichista o el women friendly, de otra manera, la educación que ha aportado a la sexualidad, es triste y devastadora. No todas las mujeres estamos depiladas como niñas de 10 años o tenemos las chichis y el cuerpo perfectos. No nos prendemos a los dos minutos nomás con ver que nos den un beso en la boca y los dedos tienen qué hacer magia, no parecer que están tratando de arreglar el cassete del nintendo cuando se trababa. ¿Sí se acuerdan no? Tampoco nos interesa si es grande o muy grande (si es chico pueden hacer otras cosas de eso ni se apuren) Aquí un video que dice todo lo que pienso acerca de esto:

El edificio siempre se verá más grande si el pasto está podado
Creo que no hay qué explicar más esta parte ¿O sí?

Di no a los rapidines
Tal vez haya mujeres a las que sí les guste y lo disfrutan, hay momentos buenos para esto pero hay hombres que SIEMPRE lo hacen. Algo que debe de quedar muy claro es que las mujeres, para quedar satisfechas, necesitamos tiempo y mucho. Si le piden un rapidin a sus novias, pueden estar seguros que el único que lo va a disfrutar ahí son ustedes.

El chiquito
Está padre el sexo anal, pero para entrar a este lugar, se tiene qué trabajar mucho más, no nomás dejarla ir como si fuera… EXACTO, película porno. Sean creativos y compren lubricantes, juguetes, lo que se les ocurra, porque no crean que éste se va a dilatar nomás porque le hablen bonito a una.

Por otro lado, hay muchas chicas a las que no les gusta y no es no, no es… “bueno si me insistes más tal vez te lo afloje”. NO, ES NO y punto.but-I-poop-from-there

Me dijo que no se iba a venir y me tragué todas sus mentiras…
Es bien cierto que gracias a la alimentación, el semen puede modificar su sabor, si bien no va a saber a frambuesas con champagne, puede saber menos a tepache sabor a cloro… aquí algunos tips para mejorar el sabor. Y una vez más, si la chica en cuestión te dice que no, es no.

¿Faltó algo aquí? Nos encantaría saber qué piensan.

Comentarios
lo que pensamos
Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador.

Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen.

@_loquepensamos

Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador. Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen. @_loquepensamos

Tal vez te gustaría leer