Matrimonio y otras historias de terror


Este artículo se lee en: 3 minutos

Una tarde mientras comíamos Panda Express, este chico me preguntó “¿Y tú quieres casarte algún día?”. Después de una ligera pausa le contesté “no quiero decir una respuesta porque…”, en ese momento me interrumpió con un “porque sabes que sí te quieres casar”. Yo le contesté que no, porque más bien no sabía si realmente sí quería.

Él se quedó con una cara de sorpresa mientras me decía que no podía creer que todas las mujeres de su generación tenían como única meta en su vida casarse (él tiene 33 años).

Ya hablé de mi posición sobre la neosoltería y obviamente en todos los blogs de chicas ya se ha tocado este tema. Ya hasta tenemos el video de “35 años y soltera”. Lo que hace que este tema siga siendo interesante es la particularidad que se le da dependiendo de la persona y su background social-emocional.

La realidad es que el matrimonio para algunas mujeres ya no es una meta, si no una opción.

Como editora de video me ha tocado trabajar en bodas. Hay algo en ese día que todo se ve tan “mágico e increíble”. Pero cuando ese día “mágico” termina, la pareja se enfrenta a la vida real y todo lo que implica pasar “el resto de tu vida con esa persona”. Aquí es cuando tiempo después te enteras que un amigo se divorció a los 4 meses de haberse casado o que otros que llevaban un par de años se separan y te preguntas: ¿Entonces para qué carajos hacen tanto desmadre si se van a acabar separando?

¿Realmente lo están haciendo por amor ? ¿Es mero gusto por el show social? o como me dijo un amigo, al verse en una relación larga y “estable” creían que era el “siguiente” paso dentro de éste.

Yo no querría casarme con alguien por mero trámite o porque, como ya llevamos 7 años juntos, es algo que “debemos de hacer”. Creo que esa es la peor razón para casarte con alguien. Pero también yo soy una hopeless romantic que cree que se tiene que quedar con esa persona que la vuelva loca y haga que cada mañana despierte con una sonrisa al verlo a mi lado.

Ahora, si dentro de mis opciones realmente estuviera casarme con esta persona, para empezar le diría al hombre de mi vida, el cual se encuentra en el futuro en este momento esperándome, que a menos que él realmente lo quiera y sienta que me ama lo suficiente, nos casamos. Como por qué voy a obligar a un wey a casarse conmigo (más si no es mi meta en la vida), porque dejemos de engañarnos a nosotras mismas, A NINGUN HOMBRE LE EMOCIONA CASARSE. Todo ese show es porque la mujer lo quiere o al menos es lo que el 90% de mis amigos casados confirman.

Regresando a mi plan de vida con el novio del futuro. Si su respuesta es “sí” y decidimos casarnos, ahí es donde entramos a la parte de “que tipo de ceremonia/fiesta queremos”.

A mi edad es inevitable ser testigo de como la mitad de tu generación ya esta casada y una que otra con hijos. Gracias a las benditas redes sociales podemos ver todo lo que pasó en su fiesta sin siquiera ser invitados y también acompañar a la feliz pareja en su luna de miel. Aquí es donde entra mi conflicto.

¿Para que gastar tanto en una pinche fiesta? ¿PARA QUÉ?

Perdón pero es muy triste ver que invirtieron tanto en su fiesta que para lo único que les quedó fue ir a Cancún o Los Cabos de Luna de Miel y pues qué oso. Alguien tenía que decirlo.

En lo personal, prefiero mil veces pagar una luna de miel a Tailandia o un destino exótico donde pueda perder mi virginidad… como esposa claro, que gastar 100 mil pesos en una fiesta para mis amigos. Perdonen amigos, no los quiero lo suficiente.

Habemos mujeres que si bien, sí quieren tener una pareja con quien compartir su vida, no ven en sus planes vestirse de blanco. Sí hombres, sí existimos mujeres así.

Porque si se queda contigo por siempre sin papel, al menos sabrás que ese amor es más honesto que el de un papel firmado por simple capricho o aprobación social.

Qué bueno, como lo digo al principio, sólo el tiempo dirá que me espera con el amor de mi vida del futuro. Aunque no creo necesitar más que amor y un compañero con quien viajar por el mundo.

Así como dice Minus the Bear en esta canción

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!

Tal vez te gustaría leer