Mexicanos en guerra


Este artículo se lee en: 2 minutos

Hoy que escribo esto, se comenzó a hablar seriamente sobre el cambio jurídico del Distrito Federal para convertirse en la Ciudad de México con su propia constitución que le permita ser un estado más de la federación.

De pronto, en twitter, se volvió TT el hashtag “nuevogentiliciochilango”. Por curiosidad me puse a leer los tweets.

Los del interior criticaban terriblemente a los “chilangos” y nos ponían nuevos sobrenombres ofensivos. Los “chilangos” afirmaban que los mexiquenses eran unos acomplejados que se burlaban de los defeños nomás por envidia. Otros le tiraban a los regios. El twitter se convirtió en una guerra de ocurrencias:  Y que si las quesadillas con/sin queso. Y que si los “nacos chilangos” comemos tortas de tamal, que si somos una bola de “ñeros”. Del lado opuesto la cosa no se detuvo y alguna cibernauta afirmó: “los de provincia haciendo burla pero cuando vienen al df parecen aztecas con espejitos!” (sic)

Ahora entiendo porqué nos va tan mal. Estamos sumidos en un sectarismo tonto que lo único que permite, desde mi punto de vista, es que quienes gobiernan nos sigan jodiendo porque jamás seremos capaces de ser un pueblo unido.

Rockeros vs reggeatoneros. Americanistas vs todos los demás. PAN vs PRD. Fans de Fuentes vs fans de Vargas Llosa. TvAztecos vs Televisos. Twiteros vs feisbukeros. Fresas vs nacos. Pobres vs ricos. Cristianos vs católicos. Católicos vs ateos. Leoneses vs celayenses. Campechanos vs yucatecos. Heterosexuales vs homosexuales. Reaccionarios vs liberales. Machistas vs feministas. Bailarines de contempo vs folklóricos. Tradicionalistas vs escénicos. Millenials vs babyboomers.

Ojalá algún día nos diéramos cuenta que ofender a otros no nos hace mejor personas. Que la falta de empatía es lo que evita que este país crezca. Ojalá dejemos de pensar que somos mejores que el otro y empecemos a sentir lo que el otro vive. Ya sé, es un sueño. Solo me queda esperar.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer