Mi perro para Presidente


Este artículo se lee en: 1 minuto

Nota: ejercicio de creación colectiva con los alumnos del 7mo. semestre del CUMP.

¿Por qué no habría de ser presidente mi perro? Es educado, come siempre en su lugar y, de acuerdo a las instrucciones que le doy, ENTIENDE MUY BIEN INGLÉS.

border-collie-987947_960_720 copia

 

 

 

 

 

 

No se persigue la cola ni se muerde las patas; sabe obedecer y no se mete en el patio del vecino. Se para en dos patas y, aun sin dinero, se pone a bailar. ¡Guau, qué perro!

Es el perro favorito de todas las perras, porque es un caballero.

Nunca le muerde la mano a quien le da de comer y no conoce la palabra traición.

Su copete es más lindo -y natural- que el de cualquier otro perro.

Es el mejor candidato, no es el más guapo pero es el más apto.

No se roba el hueso de sus cachorros; y siempre busca lo mejor para la jauría.

No persigue ni palomas ni gaviotas ni gallinas.

Encontró 43 pulguitas en su hermano y, aun así, no las mató.

Si se equivoca, lo reconoce y me da la pata con mirada arrepentida.

Por esto y mucho más, mi perro para presidente. ¡Guau, qué presidente tan perrón!

 

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.


Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.