OXÍMORON


Este artículo se lee en: 3 minutos

Existe un espacio en medio de dos sensaciones opuestas que pareciera acompañarme por momentos eternos. Un espacio que maldiciéndole bendigo.

Espacio de superficie profunda que me seduce, una y otra vez. Me hace caer en un mar que me revuelca con olas de fuego. Años adoptando abandono de modelos caducos vigentes.

¡Me canso de la absurda poesía!

Es más simple lo que quiero gritar escribiendo. Vivo en ocasiones, desesperantes y aterrantes. En un espacio que vive en medio del Oxímoron. De los opuestos.

El “opuesto” que aloja el rezo de mi mano << izquierda >> que busca “romper” el juego social de etiquetas absurdas que le dan sentido a la rima arrítmica de la economía.

Ahí en la mano izquierda el horizonte, la ilusión que vislumbra tierra firme, que promete saciar la sed ahogada en esperanza…

Provocada por meses de estar en el carajo de mi barco.

En la noche diurna escribo como un loco sensato afectado por meses del naufragio y pido ayuda a todos los ángeles caídos que regresen a mis manos la voz que sale de la norma.

Con una vela y un poco de brujería, vuelvo presente, lucido para hablar. Para gritar.

A las tres de la madrugada, vivo << en el medio >> del la figura de oxímoron.

Y describo “en medio” como el lugar en donde mi izquierda duda de su fuerza por instantes y en instantes se levanta cual victoria para atacar a la derecha; como el lugar en donde la derecha duda de su fuerza por instantes y en instantes se levanta cual victoria para atacar a la izquierda.

Y desde aquí en medio aprovecho, antes de que los dedos de mi lengua sean capturados nuevamente.

Recita mi izquierda. Me cansé, de seguir este juego social en el que hay que pagar para vivir. Harto de que cualquier moneda se ha vuelto más importante que la vida.

En dónde sin importar el daño que puedan causar los modelos de crecimiento establecidos por la aclamada Revolución Industrial, se siguen haciendo súbditos para ese castillo. Cansado de seguir un rumbo apocalíptico.

Aburrido de sistemas de educación colmados de una visión competitiva que lo único que imparte y reparte es una enfermedad que duerme y aletarga el sentido de colaboración y comunidad.

En donde la propaganda es la pastillita de cada mañana, tarde y noche. Para la venta constante de productos y servicios inútiles y cargados de enfermedad. Más potente que cualquier doctrina, religión o dogma.

Impactado de la distancia abismal de consciencia que existe en el plato de carne que te sirven en cualquier restaurante o casa, los químicos que contiene y lo que significa tomar la vida de otro ser vivo, para seguir viviendo.

Es aquí en medio del Oxímoron donde me pregunto sí me volví loco meses atrás.

Por dejar mi trabajo estable, por dejar un sueldo, por dejar mi propia compañía de publicidad, por dejar atrás la seguridad que construí durante tantos años.

Es aquí donde me pregunto sí valdrá la pena volver a empezar.

Recita mi derecha. Eres un imbécil. Como fuiste capaz de dejar todo lo que construiste por la absurda idea de sustentabilidad. Ahora serás pobre y muerto de hambre. El único mundo que se comenzará a dañar será el tuyo con tu absurda decisión. Estas ideas de cultivar tus propios alimentos, de tener una casa de captación de agua y luz solar, son simplemente el camino que te llevará directo a fracaso.

A las cinco de la madrugada, vivo aún << en medio >> de la figura del Oxímoron.

Y aquí en la madrugada y su silencio estridente, es que vuelvo a vivir. Por nosotros y por los que vienen. Por todos aquellos que tenemos el deseo de vivir y coexistir.

Aún en medio de mis guerras.

Aún en medio de mi Oxímoron.

Descubro que tengo que ir delante de la izquierda y derecha. Que mi brinco al vació es para aprender a volar una vez más. Dejo la guerra detrás para levantarme de la mano del amanecer.

Nace conmigo una comunidad que busca abrir camino y dar respuestas sostenibles en el tiempo.

Life Dealers®, The Sustainable Communication Agency.

Agencia de comunicación para la creación de modelos que buscan sanar y ver de manera inclusiva las actividades que tenemos como sociedad en conjunto con el ecosistema.

Para demostrar que es posible generar riqueza respetando nuestro Universo. Porque quiero ir a mi cama de manera integra y saber que soy de esos locos que buscaron hacer un cambio.

Confuso, pomposo o grandilocuente el discurso es lo de menos…Escuché y escucha, que más del 40% de las especies ya han muerto, que el cambio climático alcanza cifras sin precedentes confirmado por la Nasa, el agua, el Co2 excesivo, los alimentos y enfermedades y más nos hacen reflexionar y accionar.

Sé que muchos serán parte de manera indirecta o directa con este proyecto.

Por nosotros y por los que vienen.

El Viejo Lobo De Mar

 

Comentarios
lo que pensamos
Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador.

Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen.

@_loquepensamos

Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador. Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen. @_loquepensamos