Un verbo sin conjugar


¿Cuántas lágrimas son necesarias para decir un adiós completo? Más allá de las distancias físicas o geográficas, en el territorio de lo intangible, decir adiós es un acto detestable que no termina nunca de completarse. No sabemos decir adiós, es cierto. Llenamos la casa de memorias: guardamos libros, canciones, tickets de algún viaje, fotografías… Sobre

De cómo pedir ayuda y cómo agradecerla


Hace algunos días, por primera vez en mi vida me atreví a poner una foto en Facebook, para colmo una selfie, donde explicaba que me sentía completamente fuera de mí y que necesitaba ayuda de mis amigos. Que si me encontraban en la calle, ni preguntaran, que nomás me abrazaran. Jamás había hecho algo así,

Malabarismo y sus víctimas


Es estúpido cómo la vida te pone en el camino personas que tienen la facultad de mover todo tu mundo. De pronto, conoces personas que parece que no tendrán ningún impacto en quien eres. Algunos te dan un curso, otros te dan el paso en una avenida o te venden zapatos o te rentan una casa.

Enamorándome de mi ex

Enamorándome de mi ex (y quizás “cagándola”, pero felizmente)


Él me dijo que yo le gustaba más que cuando me conoció hace 4 años, pero yo siento que lo amo, con ese amor que creo que ni siquiera pude vislumbrar entonces. En este “segundo round”, como quizás podríamos llamarle, me siento completamente distinta, creo que lo positivo de “salir” con un ex o que

Mariana come hormigas


A Mariana la conocí en segundo de primaria. Era una niña con ojos grandes asustados y boca pequeñita. Su cabello era tan lacio que podías deslizar los dedos sin atorarse y sentir lo frío de su presencia. Tenía un olor muy característico: sandwich de atún con mayonesa. Solía comer hormigas con gis y ponerse en los