Para él, yo sí era la Luna


Este artículo se lee en: 1 minuto

Dicen que cada quien habla dependiendo de su propia experiencia, así que, por eso, puedo afirmar que esos chicos, esos peques, esos noviecitos fueron excepcionales. Me hicieron sentir querida, valorada, segura y madura. Claro, todo fue ficticio y duró poco tiempo, pero me ayudaron a sobrevivir en épocas complicadas.

Uno me dejó por chismes, comprobando que su edad lo hacía inmaduro. Otro era más canijo que joven así que, afortunadamente, huyó. El significativo fue el más detallista, amable, comprensivo, divertido e inteligente de todos. Sin embargo, cuando quiso enseriarse conmigo, huí, yo no quería compromiso. ¿Por qué? Porque estos chicos, en cada caso, eran menores que yo. Entre 2 y 4 años, que tal vez no parezca mucho, pero cuando tienes 24 y él 20 claro que es una gran diferencia.

Para una controladora, como obviamente soy, estar en una relación segura, tranquila, sin pleitos y sin celos era comodísima, sobre todo en una época en que buscaba terminar mi tesis para irme a vivir a otro lugar. Necesitaba alguien no muy demandante y lindo, él cubría mis expectativas del momento.

Ya han pasado muchos años de todo esto, pero viendo hacia atrás, es innegable que esta fue la relación más armoniosa que viví antes de reencontrarme con mi gran amor; aunque no la más feliz. Como experiencia, estoy contenta de haberla vivido. Lamento que lo lastimé, pero era obvio que no seguiríamos “por siempre juntos”. Hoy, cada quien tiene su vida y espero que él sea tan feliz como yo. Gracias pequeño por los meses de tranquilidad y armonía que me brindaste.

Chicas, si nunca han salido con alguien menor ¿qué esperan? Es genial… pasajero pero genial.

 

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer