Por favor, move on: el rompimiento con dignidad.


Este artículo se lee en: 3 minutos

brokeheartclubTodos y todas hemos estado ahí. El final esperado (o no) de una relación puede y hace que tu mente se ponga en jaque.

Entre tanto llanto y tanto dolor,  existen maneras de mantenerte digno y sacar algo del horror que es terminar.

Después de la breakup más significativo de mi vida (7 años de noviazgo) creo que los dos salimos bien librados. Aunque no somos amigos, considero que ambos nos recordamos con mucho cariño y respeto. Los siguientes puntos fueron cruciales para no mostrar los calzones y enojarnos porque el mundo nos dijera de qué color son:

  1. ¿Bloquear o no de las redes sociales?

Cada quien sabe dónde le aprieta el zapato. Si sabes que estás que te mueres por regresar y la otra persona no, hazte el favor de bloquearlo de todas tus redes sociales. Ah, y  evita actualizar tu estado cada 5 minutos con mensajes cifrados y /o post con dedicatoria. La mayoría de las personas que los vean ya sabrán para quién van y si no, neta vas a quedar como el peor ardido de la historia, por favor move on.

  1. Stalkea en silencio y cuéntaselo a quien más confianza le tengas.

Obvio que vamos a stalkear. Digo, existen las redes sociales y es inevitable encontrarte la foto del amigo del amigo donde sale tu ex  fiesteando sabrozo. Creo que lo que más duele es saber que se ve “bien” y por tanto la probabilidad de que te haya superado se eleva al cielo. Si vas a llorar y berrear y maldecir, procura hacerlo en la comodidad de tu hogar. Evita salir de fiesta y arruinársela a tus amigos porque “acabas de ver un tuit para su nueva chica/chico”. Es mucho más digno guardarte tus miserias y sacarlas mientras te bañas y el agua se confunde con tus lágrimas. Ya si necesitas desahogarte, compártelo con alguien que realmente quiera escucharte. Por favor, que no sea uno de sus amigos en común.  Si lo que quieres es que “se mantenga en secreto”, cuéntaselo a quien más confianza le tengas TÚ.

  1. Amigos en común.

Es inevitable, cuando una relación es muy fuerte o dura mucho tiempo, existirán los amigos en común. It’s your call… decide bien a quién deseas mantener en tu vida. Seamos honestos, muchas de esas personas sólo están en tu Facebook para incrementar tu número de amistades (o para stalkear). Si son significativas y sabes que te hacen bien, que son genuinas, mantenlas. Si no, dale eliminar.

  1. Un clavo saca otro clavo.

No hay cosa más triste que encontrarte un estado en Facebook que lea: “He encontrado el amor de verdad” junto con una foto de besuqueo con la nueva pareja ¡Dos días después de haber cortado con la anterior! No te digo que no le fiestees, es más, si estás dolido, los fuck budies y ligues casuales pueden ayudarte a reconectarte con tu centro… pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Si ya tienes otra pareja y estás feliz no es necesario que el mundo virtual, y tu ex, se entere. Respeta también los sentimientos ajenos.

  1. Dónde entregarle “sus cosas”

Cada relación es un mundo, así que si estás fuerte para encontrarlo/la  y no romper en un mar de lloriqueo y regresaporfavor, dáselas en persona. Esto puede ayudarte a despedirte o cerrar el ciclo.  Mi consejo, busca alternativas: hay mensajeros, mudanzas… si viven juntos, acuerden tener un tiempo personal para que puedan recoger sus pertenencias en paz. Si son cosas de poco valor económico o sentimental, o si de plano él o ella no te las pide, mejor tíralas. Son objetos que roban energía y que provocan lágrimas a la menor provocación.

  1. Si estás muy mal, toma terapia.

¿Sabes?, no es muy padre agarrarte a una sola persona para resolver TODOS tus issues. El rompimiento es una situación que envuelve muchos aspectos de tu conducta y personalidad así que si de verdad deseas que esta experiencia se convierta en aprendizaje significativo (Y NO TE VUELVA A PASAR UNA CUARTA VEZ), hazte otro favor y ve a terapia. Un profesional puede acompañarte y escucharte, no sólo eso, te puede echar la mano para encontrar soluciones y reconstruirte a partir de lo que ya no está.

Mucho del rompimiento con dignidad se centra en el respeto que te tienes y como consecuencia, el respeto que les tienes a los demás. Valora tus emociones y dales un sentido creativo para que no te destruyan, que mejor te nutran. Ya suficiente monserga es saber que no estás con quien quieres estar como para que todavía juegues a la víctima. Asumir la más efectiva protección.

Comentarios
Jádisha Déciga
Psicoterapeuta humanista.
Fan de las cosas bonitas, de todas ellas.
Jádisha

Psicoterapeuta humanista. Fan de las cosas bonitas, de todas ellas.