“Por que madre solo hay una… menos mal”


Este artículo se lee en: 2 minutos

“Por que madre solo hay una… menos mal” canta Virulo. Y sí, estoy de acuerdo; no sé los demás, pero yo no podría sobrevivir a dos madres y las miradas inquisidoras de 4 ojos fulminantes. Y, no me malentiendan, por favor, adoro a mi jefa; total, absoluta e incondicionalmente. Sin ella no creo que pudiera ni respirar.

Pero, demonios ¡qué difícil es mi relación con ella! Cuando yo era niña nos llevábamos perfecto, lo complicado empezó cuando fui formando ideas propias sobre mi entorno y éstas no se parecían a las de ella y además las empecé a manifestar sin ningún pudor. Y conforme soy mayor, más diferente soy a ella y  no es porque no quiera parecerme a ella, es solo que mi vida ha sido distinta a la que ella vivió. Ella fue quien abrió un mundo de posibilidades en mi mente, me inculcó la lectura, el aprendizaje, el viajar, el observar y ahora, que mi mente no se adecua a su visión de mundo, nuestras diferencias son abismales.

Contradictorio como suena, y es, no tengo más que agradecimiento para ella que me enseñó a pensar por mí misma, a no depender de un hombre ni emocional ni económicamente, a no practicar una religión si no quiero y a hacer exactamente lo que se me da la gana mientras no joda a nadie. Sin esas enseñanzas no habría podido decidir qué hacer con cada día, ni tendría la fortaleza para vagar por donde se me da la gana ni a amar incondicionalmente a quien vive conmigo.

Ella sacrificó la felicidad de su vida para “darnos una familia unida” a mis hermanos y a mí, y a través de ese pasar más de 40 años en una relación sin amor, yo aprendí a no malgastar ni un segundo con quien no te valora. Sí, ella decidió su vida y no nos lo echa en cara, pero lo menos que puedo hacer como retribución a su energía volcada sobre alguien que no la valora, es vivir “bien y bonito”, jugar al amor día a día y sonreir agradeciendo que si soy feliz es gracias a que ella me enseñó cómo serlo. Eres grande madre, aunque no me comprendas y te enojes porque no voy a misa ni celebro el 15 de septiembre.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer