Primero de abril, la maldita primavera [nórdica]


Este artículo se lee en: 2 minutos
20150326_070539
07:45 horas, Oslo – Tomé el primer bus a lo chilango: mientras un señor me decía ‘gjør ikke, gjør ikke!’ (¡no se puede, no se puede!), pero me escabullí como chilanga, a presión pero cómochingadosnovoyaentrar. Llegué a la parada para tomar el segundo bus y nevaba harto, viento nivel Mary Poppins se sentiría en turbo. Me escondí entre otros pa que no me cayera tanta nieve en la carita. Tres capas de lana, botas de nieve, sombrero, gorrito, chamarrón: vale madre, igual me mojé y me enfrié.

La pantalla en la parada del bus decía “3 min”. Luego dijo “cå”. Luego volvió a decir “3 min” pero para ese momento ya habían pasado 18. Llamé a la oficina. Expliqué dónde estaba, dije que había mucha gente como yo (enfriados) y que estaba esperando algún milagroso medio de transporte.
A los 30 min entendí que el bus no iba a pasar: no importa cuánta fe tengas en la puntualidad nórdica y en su exactitud para todo, cuando neva así en primavera, vale madre, no hay autobuses.Caminé 40 minutos, bajo la nieve y a contraviento. Intenté fumarme un cigarro y un copo me lo apagó.

Cuando crucé la puerta eran las 09:16 y tenía nieve hasta en las orejas.
Seguro que Yuri nunca vino a Escandinavia durante la primavera.
Material de apoyo:
Acá el link de la televisora noruega, con una galería de imágenes de la nevada del viernes pasado.
PD: Yo no tomé más fotos porque estaba ocupada en sobrevivir al trayecto con cierta dignidad.
Comentarios
Mercedes Alvarado on Instagram
Mercedes Alvarado
Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //
mercedesalvarado

Me llamo Mercedes // No estoy enojada, así hablo // Aquí se siente en mexicano. //

Tal vez te gustaría leer