R² Reflexiona sobre el Día Mundial de la Tierra


Este artículo se lee en: 3 minutos

Ella es una mujer a quien admiro porque desde que la conozco, que es toda la vida, ha sido asertiva, elocuente y muy, muy inteligente. De ella, R², les comparto esta reflexión:

En el marco del conmemorado “Día mundial de la Tierra” y con el genuino interés por tratar de hacer algo más que “postear” bonitos deseos y separar mi basura doméstica, me encuentro en el trabuco de ¿Qué voy a inculcar en lo que espero sea, mi aportación a la reactivación económica y desarrollo del país?. ¿cómo descalificar a los grandes consorcios petroleros (estatales o particulares) si tengo que seguirle poniendo gasolina a mi carro, y la electricidad que me brinda temperatura cómoda en mi casa se genera de sus derivados? ¿cómo despreciar a las grandes empresas agro-alimentarias y sus trampas transgénicas si el “homo sapiens (“sapiens”?) se sigue reproduciendo como “periplaneta americana” y no es probable que esperando tiempos y formas “naturales” de cultivo y cosecha se pueda seguir alimentando a semejante manada.

Si queremos (y exigimos), agua limpia para todos (al alcance de un abrir y cerrar de llave), cero contaminación de cuerpos receptores de agua y atmósfera nítida, probablemente deberíamos poner la siguiente restricción: “Ud. solo puede tener hijo (no en plural) SÍ y solo si puede pagar lo siguiente: alimentos de origen orgánico, un recibo de luz a costo de inversión de energías renovables, un automóvil “cero emisiones” que funcione a base de hidrógeno, de lo contrario, absténgase por favor de traernos más población que engrosará la riqueza de las grandes empresas de alimentos procesados y farmacéuticas ; que aceptará sueldos de hambre y buscará empleo en empresas altamente contaminantes…”

La continua y pujante demanda de más productos y servicios en los países desarrollados y la creciente prevalencia de los neonatos en los subdesarrollados (mas nacimientos logrados por familia) han llevado a la explotación de recursos a límites.. que no se si tengan posibilidad de retorno. Sin pretender adoptar teorías maltusianas sobre control de la población, si creo que las políticas públicas, sobre todo de aquellos países donde sería deseable abatir dicha explosión demográfica como el nuestro, deben cambiar radicalmente. Y dado que este medio es apto para publicar toda clase de ideas me permito enlistar las mías. No son políticamente “plausibles” pero creo que serían eficientes:

1. Conminar a las parejas a tener solo un hijo. El Estado DEBE asegurar a ese hijo servicios de salud, educación, recreación, etc. Los gastos de un segundo hijo debe correr a cargo de los padres. El Estado DEBE cobrar a los padres un impuesto especial por cada hijo extra que se decida tener. El impuesto debe aumentar conforme aumente el número de hijos. Eso de hacer “descuentos” a las familias con más hijos, nomás no tiene sentido y solo fomenta la irresponsabilidad y la inconsciencia.

2. Impuesto por uso de pañales y en general, productos desechables.

3. En las empresas públicas y privadas, dar un reconocimiento (incentivo económico, premios) a las mujeres que ese año, se hayan abstenido de embarazos, por su conciencia social, laboral y ecológica.

4. Fomentar por todo lo alto el consumo de más pescado, menos carne. No solo por salud, sino por los recursos requeridos para obtener kilo por kilo de cada uno de esos alimentos (huella de agua).

5. Que todo giro industrial, empresarial, comercial, tenga la obligación de crear y mantener áreas verdes asi como subsanar y remediar suelos y cuerpos de agua, en proporción a sus utilidades o # de empleados. Y no solo sean actos de buena voluntad y para tomarse la foto de las relaciones públicas.

6. Prohibir la monserga de propaganda política cada periodo de campaña. Es una acto de “barbarie” toda la basura que se genera.

7. Incrementar significativamente (quitar subsidios) la cuota del agua potable que llega a las ciudades. Debe reflejar el gran costo de transportarla, potabilizarla y sobre todo, el de arrebatársela a las cuencas y sus usuarios para llevarla a la comodidad del hogar. El agua “es de todos” y en este pais, los que MAS caro la pagan (pipas, tambos, cubetas) son aquellos que no la tienen disponible ni para sus necesidades mas esenciales.

8. Y “por el amor de Dios”… o de quien ustedes quieran, dejar de condicionar y taladrar en la conciencia de las niñas (casi desde que son bebés) que DEBEN ser madres para poder ser personas plenas y realizadas. Para que algún dia para TODAS, y en todos los rincones de esta tierra, sea una elección y no una obligación.

Si, ya se, yo misma tengo niños, y haré lo posible por que tomen conciencia sobre lo que implica la decisión de reproducirse.
Se me ocurren algunos puntos más.. pero están medio radicales, asi que ahí lo dejo por hoy.. ¡ FELIZ DIA DE LA TIERRA!”

Comentarios
lo que pensamos
Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador.

Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen.

@_loquepensamos

Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador. Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen. @_loquepensamos

Tal vez te gustaría leer