Recuerda que te amé.


Este artículo se lee en: 1 minuto

Espero que este no sea el final, de verdad espero que no.

Pero si lo es, espero que me recuerdes así:

Quiero que me recuerdes recostada junto a ti,  piel con piel, escuchando el sonido de nuestros corazones.

Recuérdame como la honestidad andando, no importa lo terrorífico que esto fuera.

Recuérdame como la que quería saber todo de ti, recuérdame muriendo a carcajadas de tus bromas, incluyendo las estúpidas o las bromas de tío moderno que tanto me hacían reír.

Recuérdame como la que llegó a tu casa a media noche en un mar de lágrimas solo porque estaba por bajarme y no podía controlarlo.

Recuérdame valiente, recuérdame feliz, recuerda todas esas cosas tontas que hacíamos solo para hacernos reír el uno al otro. Recuerda lo mucho que me gustan los helados.
Recuerda la fortaleza que hicimos con las sábanas y las noches que pasamos ahí, leyéndonos cuentos para niños, terminando los libros pendientes, riéndonos después de un churro.

Recuérdame tratando de aprender japonés y lo bobo que tú creías que era y aún así, no podías parar de sonreír.

Recuérdame como la primer noche que nos conocimos. Toda la confianza que tuvimos.

Recuerda todos los sueños, todos los planes todas las metas que nos incluían a los dos.

Si esto está por terminar, no quiero que recuerdes el final.

Recuerda el principio de todo, recuérdame feliz, como cuando te conocí.

 
Comentarios
Ana Misnky
Mexicana de padre francés y madre mexicana, adicta a viajar, conocer, probar, sentir.

Mexicana de padre francés y madre mexicana, adicta a viajar, conocer, probar, sentir.