¡Seamos sinceros!: No se puede ser honestos


Este artículo se lee en: 2 minutos

Todos dicen que prefieren la sinceridad, pero, seamos honestos! Nadie la soporta al 100%

Todos somos seres humanos, podemos cambiar de opinión, tener ciertos principios y no se pueden limitar o controlar los sentimientos, ninguna interacción humana es un contrato, a lo mucho que podemos llegar es a sentir empatía…

Pero no voy a pedir perdón por querer querer a alguien o porque no me interese lo que tenga que decirme esa u otra persona… Por decir: “No quiero ser sólo tu amiga” o “No me interesas tú ni lo que tengas que decirme”. Es como excusarme por pensar o por sentir…

Tampoco voy a pedir permiso, vivo y dejo vivir, nadie está obligado a nada… Y nadie tiene la culpa de querer o de no querer a alguien… No se vale decir: “pero ¿por qué? conóceme y verás que me amarás” o “soy lo mejor para ti” o “déjame intentarlo y verás lo feliz que te hago”. No, no y no. Si no se da, no se da y punto, la vida sigue y durante todo este trayecto continuamos conociendo gente… y si no ¡me voy a otro país, a otro estado, al fin del mundo si es preciso! (o bajo Tinder jajaja)

En un momento de mi vida, cuando acababa de terminar con mi ex, me encontraba en el Auditorio Nacional en un concierto abarrotado y pensé: “aquí hay cientos de personas y yo pienso ridículamente que sólo una puede amarme y que sólo a una puedo amar”… Es verdad, nos cerramos ante las posibilidades y no es así. Después de ese concierto, volví a enamorarme pocos meses después.

Ahora, tampoco se vale el decir: “Es que no es el momento propicio”, “ahora no puedo”, porque si no puedes ahora, no podrás nunca y la vida es muy corta como para estar esperando a que “sea un buen momento”.

Cada quién es como quiere o como puede…

Con sus propias rarezas, estigmas, pensamientos y sentimientos y así es perfecto en cierta forma, porque lo hace ser lo que es, una persona única, invaluable e irrepetible…

Comentarios
Gin Caballero
Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...
Azul de luna

Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...

Tal vez te gustaría leer