Ser trotamundos for dummies (Tips y herramientas muy básicos que te ayudarán a empezar)


Este artículo se lee en: 7 minutos

“No viajes ahí, vive ahí”, dice el slogan de un llamado marketplace para publicar, descubrir y reservar viviendas privadas (Air Bnb), según dice la definición, una herramienta muy usada por amigos míos cada que salimos de viaje para encontrar lugares accesibles para hospedarnos. Esta, tal como otras aplicaciones, nos ayudan ahora para vivir la vida tal como ahora se vive: viajando.

Ya no se trata de: Naces, creces, estudias, tienes novio, trabajas, te casas, tienen hijos, compran una casa, “viven felices para siempre” y viajan sólo si tienen la posibilidad en familia o si son de los ricos y/o privilegiados.

Esta versión de la vida cotidiana comenzó a cambiar desde hace un tiempo, y hoy en día ya son más las personas que eligen gastar en viajar antes que en tener familia.

En esta época cada vez menos gente quiere invertir en un inmueble siendo joven, establecerse en un solo lugar o creer que lo que ven en el presente es todo lo que la vida tiene destinado para ellos.

Cada vez más personas toman su maleta y se llenan de experiencias propias y ajenas para ir a conocer más lugares, viajar, convertirse en trotamundos. Y cada vez más trabajos se adaptan a este tipo de vidas. Por ejemplo, mi amiga Ale, da consultorías en diferentes empresas a donde la envían por proyectos, desde que inició ha estado en lugares como: Cancún, Puebla, Argentina, Colombia y España, por decir algo. Mientras que, otra de mis amigas, Jimena, realiza sesiones fotográficas en las diferentes playas, hoteles y rincones de México a donde la envían su agencia y clientes. Por su parte, Nadia y Lulú son intérpretes, lo que las ha llevado a diferentes partes de la República mexicana a trabajar e incluso Lulú ha estado en proyectos muy importantes como una convención a nivel mundial en Corea. Finalmente, un par de amigos más, escriben en blogs destinados a turismo y viajes.

En mi caso, me rodeé de un grupo de amigos que, como yo, comenzó a vivir los finales de los 20’s y el inicio de los 30’s queriendo conocer cada vez más lugares de la República Mexicana, ya no sólo limitándonos a Acapulco o Cuernavaca, sino buscando otros destinos, ferias o festivales. Viajamos en grupo y compartimos más cosas. Esto es lo mejor, rodearte de gente que tenga los mismos ímpetus que tú y esa hambre de descubrir, conocer, compartir. A cualquier edad, mi mamá también lo hace con un grupo de amigos, por ejemplo, y esto le ha ayudado bastante a agarrarle más amor a la vida y a su independencia, ahora que no tiene marido y que sus hijas ya estamos grandes.

También descubrí junto con una amiga los tours, páginas en Facebook como Vagando por México, Eco Viajes México ó Espíritu aventurero, entre muchísimos más (pero son los que he probado), a los que cada vez va más gente joven y donde hay lugares y actividades muy interesantes, y que puedes contratar con un presupuesto muy accesible. Nos hemos ido desde un presupuesto de mil a dos mil pesos cada una a Mil Cascadas en Guerrero y la Huasteca Potosina. Un dato interesante es que en su mayoría viajan parejas de mujeres: amigas o familiares, más que parejas amorosas u hombres.

Iván, uno de mis compañeros de trabajo, suele irse solo de viaje, para lo que suele usar Apps como Tinder (sí, también ayuda a conocer personas que estén dispuestas a darte un tour en si eres nuevo en la ciudad) o Bla bla car, que le permite compartir un vehículo particular para llegar a su destino, poniéndose de acuerdo con el conductor, dispuesto a dividir gastos de transporte. Él es uno de mis gurús en estas cuestiones, siempre le pregunto y suele recomendarme páginas de Facebook u otras como Sky Scanner o Viva Aerobús para encontrar buenas opciones de vuelos, es bueno aprender de la experiencia de los demás.

Mi amigo de la prepa, Juan Carlos, quien actualmente vive en Irlanda y ha estado en varios países de Europa, me hablaba de un sitio en internet donde se podía poner en contacto con varias personas y hacer un intercambio entre casas o donde otros estaban dispuestos a alojar en sus casas a los viajeros para contribuir un poco a lo que la sociedad les había apoyado también, no todos debían prestar su casa, pero todos podían ocupar llegar a alguna de ellas, aunque no supe exactamente bien cuál era el dato.

Juan Carlos fue a estudiar un curso, al igual que lo hicieron mis amigas las gemelas Danny y Jimena, en su caso una maestría, una de ellas en Italia y la otra en Alemania. Haciendo cuentas, en realidad uno se gasta esos 200 mil o más rentando un departamento, comprando un coche o estudiando aquí mismo, ellos prefirieron vivir la experiencia de vivir en otro país y estudiar al mismo tiempo, todo tiene que ver con nuestras propias prioridades.

Algunos de mis conocidos han tomado sus cosas y se han mudado en ceros a otro estado, país o incluso continente, buscando una mejor calidad de vida o por lo menos una vida diferente. Si les ha ido bien o mal es indistinto, pues al menos ya tienen una experiencia más de la cual pueden hablar y aprender. Kristiann, Alan y Charlie se fueron a Cancún, por ejemplo (no juntos ni en la misma época), como muchos otros que se toparon allá de diferentes nacionalidades. Sólo Kristiann regresó a los pocos meses, después de haber trabajado en un bar y en un hotel como sweet service, dado que le salía más caro vivir allá, aún con roomies, y estudiar una carrera.

¡Claro que debieron enfrentarse a situaciones complicadas! Y eso es lo que hay que tomar en cuenta: la gente no es la misma, no siempre hay empleos, los horarios son distintos, los tiempos, el ritmo de vida y hasta los costos.

Este tipo de decisiones que se toman cada vez más comúnmente, tienen que ver con varias cuestiones, pienso yo, como el desapego (algo muy budista que se trata de desprenderse de lo material y de los apegos emocionales), el dejar la zona de confort (ese miedo que te da abandonar tu empleo y la seguridad y estabilidad que te aporta un determinado lugar) y ese reto constante de vivir tu propia vida, sin importar si te caes, el chiste es intentarlo, lanzarte a hacerlo y encontrarte a ti mismo en el viaje.

Si bien esto puede ser percibido como un poco egoísta, creo que este nuevo auge o cultura, nos ayuda en nuestro desarrollo evolutivo, ya que nos forma desde dentro antes de comprometernos con algo o alguien más (de adentro hacia afuera): un esposo (a), hijos, la deuda de una casa. Incluso puede poner a prueba varias de las cosas que creímos alguna vez querer o alguna que otra relación.

Todo se trata de gente que emprende un descubrimiento más profundo de sí mismos, que se llenan de experiencias y conocen, prueban, antes de saber dónde quieren vivir o qué desean hacer con sus vidas, aún cambiando de rumbo completamente. Esto evita gente frustrada, rebasada por el estrés, la monotonía, la violencia, la depresión…

Este modelo ha puesto a prueba todo lo que nuestros abuelos dijeron alguna vez que era el ritmo de vida normal e impuesto, el orden correcto del patrón a seguir para ser “felices”, para conseguir la vida de ensueño, lo que todos quieren, pero en realidad creo que nos hemos dado cuenta que el amor, la libertad y el estar plenos y satisfechos con nosotros mismos es lo que nos agrega valor, lo que nos hace más felices.

No todos están listos para este tipo de vida, no todos la eligen. Algunos saben de los riesgos, el lado oscuro: el sentirse perdidos, solos por momentos, el sentimiento de fracaso, la nostalgia, el no tener nada en realidad, el vivir con la maleta hecha, la falta del sentido de pertenencia, el tener que regresar al seno familiar cuando las cosas no han salido como hemos deseado, pero queda siempre la gran satisfacción de intentarlo, aquéllas experiencias y anécdotas que nos llevaremos a la tumba, que platicaremos con nuestros amigos o nuestra descendencia.

Hoy en día la inversión en experiencias tiene mucho más valor que una inversión en algo material y cada vez hay opciones más económicas para que la gente pueda viajar. Aquello que aporta más a tu vida y a tu espíritu, que te orienta hacia el autodescubrimiento, que te hace más feliz, pleno, consciente y abre tu mente.

Cada vez más se retrasan las bodas, los embarazos y las posibilidades de una vida más estable, si a estabilidad le llamamos al viejo modelo sin cambios, aunque diferentes teorías nos aportan la visión de que el cambio es lo único constante en la vida.

Cada quién decide sobre su vida y ahora la presión social ya no es un impedimento tan fuerte como en las generaciones anteriores. Ahora uno no busca tanto un esposo (a), sino un compañero de vida, de viajes y aventuras; alguien que comparta el amor, el apoyo y la visión de vida. Y ahora uno sabe que el hogar puede ser en cualquier parte del mundo a donde podamos adaptarnos y ser nosotros mismos.

Creo que es algo que debemos experimentar todos, no estar esclavizados a un solo modelo, sino a obligarnos a empezar de cero, de nuevo, alguna vez en la vida, mientras aún no tenemos responsabilidades o compromisos; o incluso teniéndolos, haciéndolo a la par y en conjunto para crecer. Yo también lo haré a su momento.

No viajes ahí, vive ahí o donde tú quieras, pero viaja, vive y disfruta el proceso…

 

EN RESUMEN

 

TIPS

-Rodéate de la gente que tenga tus mismas inquietudes.

-Intenta no empezar solo, pide ayuda si la necesitas y aprende de las experiencias de los demás.

-Ahorra y mantén un plan financiero. No gastes en lo que no sea importante.

-Aprende a desapegarte de lo material y de tu familia.

-Toma en cuenta las dificultades: puede que no encuentres empleo, que la gente no sea amigable, que no conozcas a nadie, etc.

-Cree en ti, sé fuerte, paciente, tolerante y no caigas.

 

HERRAMIENTAS BÁSICAS Y ÚTILES

  1. AIR BNB: para rentar viviendas particulares en el lugar a donde viajarás
  2. BLA BLA CAR: para compartir auto con otras personas que van a tu mismo destino
  3. TOURS EN FACEBOOK: incluyen transporte, hospedaje, entradas y alguna comida; para viajar y conocer ciertos destinos con un guía y un grupo de personas como tú. Algunas son: Eco Viajes México, Vagando por México o Espíritu aventurero
  4. TRIVAGO: para encontrar hoteles
  5. SKY SCANNER / VIVA AEROBÚS: para hallar vuelos económicos
  6. WAZE / GOOGLE MAPS: básicos para saber cómo trasladarte en el lugar en el que te encuentres
  7. COUCHSURFING: una plataforma donde personas de todo el mundo comparten sus casas de forma altruista o «por la voluntad»

 

HABLEMOS DE CINE…

Me vienen a la mente 5 películas que recomiendo sobre este tipo de temas:

a) La increíble vida de Walter Mitty (sobre cómo dejar tu zona de confort y hacer de tu vida algo extraordinario).

b) El descanso (sobre cómo intercambiar tu casa y tu vida con otra persona).

c) Un padre no tan padre (sobre la familia, convivir con personas con tu misma visión y dejar los modelos de antaño atrás).

e) Cásese quien pueda (sobre descubrir una nueva vida completamente distinta a la que nos imaginamos)

d) Comer, rezar y amar (sobre cómo viajar, sanar, autoconocerte, soltar, aprender, encontrar tu camino y volver a amar).

 

Comentarios
Gin Caballero
Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...
Azul de luna

Amante del arte en todas sus facetas, noctámbula, cafeinómana, enamorada del amor, emocional, inteligente, lógica y valemadrista... Viviendo el aquí y el ahora...