Serendipia en construcción


Este artículo se lee en: 3 minutos

 

Como el mundo mágico de Terabithia, así como el país del nunca jamás, o Alicia en el país de las maravillas, todas son películas en donde se habla de espacios y gente no existente: mundos mágicos. Así es Serendipia, un mundo mágico en donde todo puede pasar, por azar o no, puede suceder porque el autor es uno mismo, el creador de su propia historia, de su propia mente. De ahí que mantener la mente abierta a la imaginación y a la vida, sea de relevancia cuando de crear mundos se trate. Un mundo hecho a la medida.

En las películas mencionadas, los autores plantearon un lugar fuera de lo cotidiano, paralelo a la vida, entre ficción y realidad, entre la conciencia y la locura. Es como una invitación a crear en cada persona un mundo mágico dentro de sí, para sí. No sé realmente si es como huir de la realidad, pero son mundos casi perfectos, con sus retos, pero como son mundos mágicos hechos a la medida de cada uno, entonces todo es posible de alcanzar y nada es imposible y la felicidad (tan relativa) esta presente en todo momento.

Si después de ver este tipo de películas se desea estar por un momento, tan sólo un segundo en ese tipo de lugares para hablar con un conejo o con tu amiga muerta. Significa que la magia y la imaginación son inherentes al hombre para crear la realidad a partir de ideas así de locas o absurdas (para una mente cerrada) y que la vida actual no es como la quisieras en realidad. Es cuando se desea hacer pequeños cambios al mundo y es cuando sabes que es menester iniciar contigo mismo, empezando a soñar. Y así cambiar el mundo y empezar a construir el tuyo propio. Todo a partir de la primera piedra que es desearlo con el corazón.

Son sensaciones y misticismo generadas después de ver este tipo de temas que siembran esperanza en que todo aquello por lo cual sueñas y que evidentemente no existe aún sea material o quizá sea aun más valioso, como un buen amigo. Algunas hablan de formar o crear sociedades, otras de dejarlas ir, y todo para el propio bienestar.

Por ejemplo, el mundo mágico de Terabithia se centra en el valor de una amistad sincera (entre una niñita soñadora y un niño introvertido). En el que una vida compartida puede ser excelente para otra, no fingiendo, simplemente siendo sí misma y quizá, quizá otra vida pueda ser iluminada con el resplandor que ésta irradia. Y tal luz rebasa al prototipo de personas ideales y aparentemente exitosas que la mercadotecnia ofrece, sino a vivir plenamente una sonrisa genuina por la belleza que el mundo proporciona, a pesar de lo compleja que puede ser al mismo tiempo. A aprender a disfrutar aquello que el alma desea y que se satisface diariamente, no muy frecuentemente.

Sin embargo, es triste pensar que aquello que viene como un rayito de luz a iluminar nuestras vidas, sea finito, y nuestro mundo se derrumbe. De ahí que mantener vivas a las personas que te cambian sea importante importante en los mundos mágicos, porque siempre estarán ahí dentro de ti, en tu corazón e imaginación. En donde tu mundo mágico no se derrumba ante la muerte, sino todo lo contrario.

Fue como El mundo mágico de Terabithia aportó a mi vida este escrito, y enunciados como:- Aférrate a eso, así la mantendrás viva-, –ten la mente abierta-, -trabajar fuerte por algo que valga la pena- son como ecos en Serendipia.

Mundos mágicos, en donde el disfrute de los sueños para cambiar al mundo y mantener el alma fresca, son dignas de ver, disfrutar y vivir.

Comentarios
Anne

Me encanta ayudar a las personas y colaboro para mejorar su estado de salud, disfruto de ésta así como de muchas otras cosas, tales como escribir. Así que les dejaré trozos de mi misma, tan lógica como las matemáticas, sensible como una poesía, simple y compleja, todo a la vez.

Me gusta ver el lado paralelo a lo existente, sueño con un mundo mejor y considero que todo es posible si la pasión existe, espero sus comentarios de las notas. siempre hay algo que compartir.


Me encanta ayudar a las personas y colaboro para mejorar su estado de salud, disfruto de ésta así como de muchas otras cosas, tales como escribir. Así que les dejaré trozos de mi misma, tan lógica como las matemáticas, sensible como una poesía, simple y compleja, todo a la vez. Me gusta ver el lado paralelo a lo existente, sueño con un mundo mejor y considero que todo es posible si la pasión existe, espero sus comentarios de las notas. siempre hay algo que compartir.