Solo mi perro me ama


Este artículo se lee en: 1 minuto

¿Y yo qué culpa tengo? No me malinterpreten, me encantan los perros. He tenido dos fabulosos, pero nunca perdí de vista la realidad: eran perros. Digo, no les daba agua del filtro, como mi jefa, ni les daba terapia psicológica para que liberaran sus traumas, como mi tía Cuquis.

¿Qué pasa con la moda de amor absoluto por los animales? ¿En qué momento se convirtieron en una especie superior que merece más consideración que los niños con hambre, los ancianos o los enfermos?

Las redes sociales se han convertido en un adoratorio para los animales y he leído y escuchado mucha gente que dice: “Yo solo amo a los animales porque la gente no merece mi consideración”, “la gente es mala”, “las personas no son dignas de confianza”… y yo les contesto: “Habla por tí”. Yo sí confío en la gente, yo sí amo a la gente, yo tengo consideración por la gente. ¿Por qué? Porque yo sí me considero valiosa, confiable y digna de ser amada.

Claro, las mascotas dependen de sus dueños y hay que cuidarlos y procurarlos, sí. Por supuesto. Pero por ello tener que tratarlos como si fueran una persona para que no te ofendas, perdón, hay mucha distancia y no estoy dispuesta a recorrerla. Por mí, que se traume el perro porque no lo beso en la boca. (¡Guácala! ¿Qué parte de MICROBIOS no entiendes?)

p.d. Y a ver si, cuando sacan a sus perros a pasear, recogen sus cacas, por favor. Ya no sé cómo pedirlo.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer