The Fappening


Este artículo se lee en: 4 minutos

A menos de que vivan debajo de una piedra, todos sabemos lo sucedido ayer con las fotos de actrices encueradas. Este suceso a desencadenado una serie de opiniones por parte de los medios y hasta de 4chan, quienes fueron los que comenzaron con esto.

Claro que no podía quedarme atrás y sentía que era mi labor emitir una opinión más a esta gran montaña de opiniones

Para empezar, tenemos que pasar por varios puntos al respecto porque este tema es muy complejo y burdo al mismo tiempo.

EL INTERNET

Imaginen que el ciberespacio es como los inicios del hombre en la tierras. Es un mundo “nuevo” donde conforme la convivencia se va desarrollando, es que vamos a formar los canones de conducta social dentro de ella.

A todos nos encanta internet porque en estos momentos es un lugar libre y sin tantas restricciones como la vida real. Hemos luchado contra el gobierno para que no tengan el poder de regularizar nuestra libertad. De repente pasa esto.

No deberíamos de sorprendernos tanto por esta misma razón. Todos nos hemos llegado a quejar sobre los dudosos términos de privacidad de los servicios de internet y esto es consecuencia de eso.

No sé absolutamente nada de esos difíciles procesos tecnológicos pero se que existen hackers y que para ellos, encontrar la forma de entrar al servidor de iCloud es un reto que están dispuestos a tomar y por lo que he leído, esas fotos ya andaban en la red desde más tiempo de lo que todos pensamos.

LOS HOMBRES

Seguimos en este bello mundo llamado internet, este mundo que, si tengo que ejemplificar, está por entrar a lo que fue la Santa Inquisición.

No estoy de ninguna manera justificando los actos de los responsables del leakeo de fotos, pero una de las ventajas de vivir en la red es que eres un ser anónimo y podemos crear un personaje nuevo aparte de nuestros aburridas personalidades de la vida real.

Por esto mismo, mucho de la red obedece a los instintos básicos de los hombres. No por nada el porno es lo que genera un gran porcentaje de tráfico en la red.

Digo hombres porque no pudo ser alguien más. Si el hacker hubiera sido mujer, ya tendríamos fotos del pene de Michael Fassbender, James Franco y Jon Hamm rondando en la red y nadie hubiera hecho tanto alarde como lo hacen ahora.

Los hombres solo piensan y quieren sexo y recuerden que vivimos en un mundo nuevo como sociedad (el internet). Es como ver una bola de neandertales respondiendo a sus necesidades más básicas.

Por eso pienso que las razones detrás de todo esto son más burdas de lo que nosotras las mujeres pensamos.

Fotos de Jennifer Lawrence encuerada. Todos los hombres queremos ver eso ¡Filtremoslas, seremos unos héroes!

FAP FAP FAP FAP al infinito.

No más.

YOU SHOULD KNOW BETTER

“Si no quería que la vieran ¿para que las tomas?” Sí y no a la vez.

Todas nos hemos tomado fotos encueradas para el placer de nuestras parejas, pero nadie lo quiere aceptar porque claro, eso nos hace unas putas.

No quiero usar la palabra rape culture porque me repatea las bolas (si tuviera) que lo usen de una manera tan desenfadada para explicar/justificar cualquier acto de los hombres, pero es parte de la verdad.

No está mal tomarse fotos encuerada para tu gusto o el que sea, pero PARFAVAR, vivimos en la era digital donde NADA, léanlo bien, NADA es privado. Si nos detenemos a realmente leer los términos y condiciones solamente de Facebook, nadie lo usaría por todos los hoyos legales que tiene y de lo expuestos que estamos.

A esto súmenle que todas estas mujeres son figuras públicas, obviamente cualquiera buscará la forma de joderles la vida. Eso ya nos quedó bastante claro.

DOBLE MORAL

Me impresiona ver que a pesar de tanto “escándalo” de actrices encueradas, este levantó más indignación que cualquier otra.

Estoy segura que si nada más hubiera sido una actriz la afectada las reacciones serían completamente diferentes. Pero al ver que no nada más fueron 2 fotitos si no más de 8 y no nada más Jennifer Lawrence si no la mitad de Hollywood, es cuando nosotros los mortales nos damos cuenta del lo expuestos que estamos todos en el internet.

Porque no, no es la primera vez ni será la última. Como todo, la diferencia es la exposición que se le está dando por ser figuras públicas.

¿Cuántas chavas no han sido quemadas vivas por sus propios novios al subir fotos de ellas encueradas?

Como lo mencioné al principio, como sociedad dentro del internet, estamos entrado en la era de la inquisición donde, después de ésto, los pecadores serán perseguidos mientras el pueblo los señala, como si ellos fuera los más santos y puros.

No creo que haya una conclusión contundente o algún tipo de postura adecuada para este tema y no pienso buscarlo porque no me sorprende lo que pasó. Lo que si es interesante es ver como vivimos dos realidades paralelas como sociedad, una en la vida real y otra en el mundo del internet.

En la segunda reflejamos todos los actos que no se pueden en la primera pero que nos encantaría porque aquí, en el internet, somos libres.

Es una libertad muy peligrosa que no queremos que controlen, pero al mismo tiempo, lo pedimos.

 

 

Comentarios
Priscila Hazard-Sánchez
Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet.

Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte.

PUNK ROCK FO’EVA!
Pecora

Editora de video, terca, intensa y apasionada que gusta de escribir sin miedo a que terceras personas se ofendan. Me gusta viajar, escuchar toda la música que me sea posible, conocer gente nueva y leer cosas inútiles en internet. Llevo tatuado en el brazo la frase “Fingers Crossed” porque creo y confío en mi buena suerte. PUNK ROCK FO’EVA!