¿Vivir para trabajar?


Este artículo se lee en: 4 minutos

Hay algunos días en los que me vienen a la cabeza las ideas más random del universo. La más común en estos últimos meses tiene que ver con el cuestionar ese modelo social que nos han impuesto desde el momento en el que nacemos.

Naces y un par de años después te meten al colegio. Pasas más de 16 años de “preparación”, claro, no estoy contando el kinder. Cuando terminas, se supone que debes de usar, por lo menos, los últimos 4 años de universidad en trabajar. Cualquiera que sea el área que decidiste estudiar, ahí es donde se supone, debes pasar el resto de tu vida.

Suena bastante fácil y lógico, ¿no creen?

Lamentablemente, al menos en estos tiempos que nos ha tocado vivir, el trabajar es casi sinónimo de esclavitud.

Realmente nos hacen creer que hay que seguir ciertos estándares de vida para poder llegar a los estándares de comodidad. Odio que todo mundo cite esa ya tan quemada frase de Fight Club, pero es real. Trabajamos para poder “vivir”, para poder comer y tener todas esas cosas que queremos, ¿pero a costa de qué?

Todo se reduce a una frase: “Todos vivimos para trabajar”

El último trabajo formal que tuve fue hace un año y decidí renunciar por varias cosas. Para empezar, estaba ubicado en la zona de Santa Fe, el peor lugar para trabajar. Había días en los que se podían llegar a hacer 2 horas por causas del tráfico. Hacer todo eso diario era simplemente desgastastante.

El sueldo era lo peor. No voy a decir cifras pero es una falta de respeto que solo en México sean capaces de ofrecerle menos de 10 mil pesos a persona preparadas. Peor aún que te pidan sepas hacer mil cosas. Por ejemplo, como editor de video, aparte de saber los softwares básicos de edición, te pide también saber de diseño, animación y post de audio. Todo esto por la módica cantidad de 12 mil pesos al mes.

Perdonen por romper su burbuja queridos amigos pero los cursos para aprender todo eso no son gratis y lo que ofrecen no llega ni a la mitad de lo que realmente valen. Esto es para las empresas.

Este es un simple ejemplo que tiene que ver con una carrera, pero estoy segura que se aplica en todos los ámbitos y es extremadamente ofensivo. Es impresionante ver la forma en que las corporaciones en general usan/tratan a sus empleados. Es bastante evidente que esperan TODO de ellos pero no están dispuesto a dar nada a cambio.

Te piden que llegues a tiempo al trabajo pero no te proporcionan con un lugar de estacionamiento. Te exigen horas extras pero si quieres tomarte días por estar enfermo, te los descuentan. Te despiden sin tocarse el corazón o darte un tiempo para poder buscar algo más, pero si tú decides renunciar, te piden que avises con un mes de anticipación. Estos son solo unos cuantos ejemplos de lo que muchos de nosotros vivimos o están viviendo.

Recuerdo el momento en el que le dije a mis compañeros que había decidido renunciar. Después de decirlo, me preguntaron que “a donde me iba a ir”, les dije que a ningún lado, que me iba a dedicar a freelancear. Les pareció sorprendente y me preguntaron si no me preocupada “no tener la estabilidad de un pago quincenal”, les contesté que no realmente, que algo bueno iba a salir.

Trabajar por tu lado es un reto, eso me queda claro, pero hay veces que descubres que el estar 8 o más horas en una oficina no es lo tuyo. Tampoco es una obligación. Pero es lo que “la sociedad” te hace pensar.

En lo personal no logro concebir la idea de atarme a un lugar al que voy a tener que ir todos los días, el resto de mi vida. En el que solo me van a poder dar 1 semana al año de vacaciones y eso, si se les da la gana. Si tuviera que desperdiciar mi vida de alguna manera, preferiría tirarme a las drogas, creo que sería más productivo que vivir en una corporación.

Ultimamente se habla mucho de que hay que cambiar a nuestro país, se habla de que se necesita un nuevo modelo económico-social porque este está apunto de derrumbarse. Eso es un hecho pero más allá de buscar un cambio, creo que lo mejor es simplemente separarse de “él”.

¿Qué es a lo que me refiero? A que es imposible cambiar algo que ya esta hecho, lo que si se puede hacer es salirte de él y crear diferentes mundos fuera de él.

Me encanta ver que varias personas que conozco optan por eso, generan sus propias fuentes de empleo que no necesariamente tienen que ver con “licenciaturas”. Porque ese es otro punto, si no tienes un buen empleo, no eres nadie. Pues saben que, FUCK THAT SHIT.

Sí, estudie una carrera, me encanta, pero que tal que simplemente se me da la gana empezar a hornear pasteles o hacer bisutería, ¿eso me haría menos exitosa que los godínez que son esclavos de un sistema que los vuelve grises y les chupa la existencia?

El trabajo debería de ser una herramienta para poder llegar a lo que deseamos para hacer nuestras vidas en este plano existencial, felices. No todo lo contrario.

Comentarios
Anónimo

Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador.


Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen.


@_loquepensamos


Lo que pensamos es un proyecto que inicia con un grupo de amigas, sus ganas de escribir y mostrar al mundo lo que tienen en el borrador. Te invitamos a leer el perfil de las colaboradoras, que estarán escribiendo *cada semana*, a menos que un grupo de alienígenas ancestrales las secuestren y les impidan contarles sus aventuras hasta que regresen. @_loquepensamos