Whiplash y la tonta del cine


Este artículo se lee en: 1 minuto

Me encanta el cine. Me gusta de la manera más tonta. Y cuando en una temporada se te presentan tantas películas que rayan en lo artístico, o mejor dicho, que son puro arte es imposible elegir la mejor, o casi. Dicho esto, no me queda más que entrar en materia.

Pocas veces se encuentran películas que sin excesivos efectos especiales, ruidos sorpresivos o juegos de terror logren que uno esté, como yo, con el corazón al mil y a la expectativa de qué pasará en el siguiente segundo.

Así es Whiplash. Esta me resultó una película muy personal. No toco ningún instrumento (bien); ya quisiera, pero sí he estado por años dentro del mundo del arte, en especial la danza, y en esos años he aprendido que, sin esfuerzo, el talento vale “pa pura madre”.

Pero no solo eso, en este camino lleno de monstruos ególatras, es singular el momento en que encuentras quien te inspire o quien te rete, a veces de formas terribles. Sin embargo, no se puede obviar el hecho de que quien ama el arte en alguna de sus manifestaciones entiende que sin trabajo duro, no hay recompensa. A veces trae uno las rodillas lesionadas, la vista cansada, los pulmones hechos añicos o, como nuestro protagonista, las manos sangradas; pero la voluntad es la que te lleva a dar ese extra para lograr lo que buscas y eso siempre crea, con quien entiende tu lucha y aún con esos monstruos ególatras, un vínculo irrompible.

Diagnóstico: película imperdible. De verdad.

Comentarios
Luna on FacebookLuna on Twitter
Luna
Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.
Luna

Radical. Sectaria. Atea. Inconforme. Rebelde e incansable. Amo los cambios, pero me enamoro para siempre.Creo muchos requieren protección de sí mismos y los demás deberíamos de huirles. Feminista; harta de andar explicando que se busca la igualdad y que el feminismo también defiende los derechos de los hombres a romper estereotipos. Amo el México que se construyó por siglos, pero que los mexicanos de hoy estamos destruyendo, así que mi anhelo es irme lejos. Trabajo arduamente, aunque ellos hacen como que me pagan. Aun así, soy feliz. Despierto a diario junto a alguien que disculpa todos mis defectos y que me hace sonreír solo con respirar. Nunca me haré millonaria; pero, rica, ya soy.

Tal vez te gustaría leer